Actualizado
martes, 19 septiembre 2017
21:56
h
URGENTE
Imagen alba torrebrejano
Alba Torrebejano

El machismo en la ficción

Ver comentarios

La ficción es el reflejo de lo que fuimos, de lo que somos y de lo que podemos llegar a ser. Cualquier producto artístico es, en mayor o menor medida, ficcional, y por tanto refleja las distintas partes de nuestra realidad. Por esta razón, no entiendo las críticas a distintas novelas, películas o series, calificándolas de “machistas”, únicamente porque muestran ese lamentable comportamiento. Pero lo cierto es que los aspectos negativos de nuestra historia forman parte de nuestra existencia, nos guste o no. Si una serie, como Juego de Tronos, tiene una ambientación de carácter medieval, sería absurdo que ninguno de sus personajes fuese machista o racista, y lo políticamente correcto terminaría enmascarando lo que realmente hubiera ocurrido en un mundo como ese. Además, no podemos olvidar que el hecho de que aparezca un comportamiento negativo puede suponer su propia crítica, una revisión. Porque si Juego de Tronos fuese machista no habría dos reinas luchando por Poniente, en Dorne, Altojardín o las Islas del Hierro, y otra prácticamente al cargo del Norte.