Actualizado
martes, 19 septiembre 2017
18:02
h
URGENTE
Imagen Manuela rosa 2013
Manuela Rosa Jaenes

Protagonistas

    No existen elecciones a la vuelta de la esquina, tampoco están las urnas desempolvadas ni las papeletas impresas con los nombres de los candidatos. Sin embargo, hay tres jiennenses que comparten carné y que, por paradójico que parezca, viven su temporada política de trabajo más alta en una incesante búsqueda de votantes. Escudriñan avales hasta en el más recóndito lugar para optar a liderar el Partido Socialista en una tierra con arraigo. Es la primera vez que la calle Hurtado abre un proceso de primarias en la provincia y, aunque resulta misión casi imposible llegar hasta el momento de las votaciones, los intentos por tocar el cielo con las manos hacen que los protagonistas muevan Roma con Santiago antes de agotar sus plazos. Francisco Reyes Martínez, que opta a la reelección como secretario general del PSOE de Jaén, encuentra en el camino dos compañeros convertidos en rivales por cuestiones acotadas al ámbito de la política: Valeriano Bermúdez Palomar y Félix Manzaneda Oneto.

    Los tres atraviesan el ecuador de una precampaña con la mirada puesta en esos más de mil trescientos nombres y apellidos, con Documento Nacional de Identidad incluido, que necesitan para despojarse del “pre” y llegar a ser “candidatos”. Ni que decir tiene que el actual representante socialista en la provincia, que sustituyó a Gaspar Zarrías en 2010, juega con grandes ventajas, eso sí, ganadas a pulso. Es conocido, tiene equipo, lo avala su gestión y, sobre todo, puede presumir de experiencia. En estas dos semanas intensas tiene previsto realizar diez actos en las respectivas comarcas y su gente se encarga de organizar otros tantos en municipios más pequeños en los que interesa estar. Presentó su candidatura en Bedmar, donde en la década de los ochenta del siglo pasado se presentó para dirigir la agrupación, y estrenó la recogida de avales en Linares, una ciudad en la que no tuvo más remedio que “lidiar” con el líder de la Ciudad de las Minas por el rebote que, como alcalde, tiene por la falta de inversiones. Pelillos a la mar, dicen quienes están con el precandidato. El caso es que Francisco Reyes las tiene todas consigo y, si no fallan los pronósticos, será proclamado secretario general del PSOE de Jaén en el congreso previsto para el próximo 21 de octubre.

    No todo está ganado ni perdido. El letrado Valeriano Bermúdez tiene esperanzas de conseguir su propósito y, sorprendido por la acogida demostrada por la militancia en los últimos días, no está convencido de que los resultados tenga que ser negativos. Le importan más los votos que los avales, pero la realidad manda y dicta que, si no hay avales, no hay votos. El caso es que se ha tenido que pedir una semana de vacaciones en la Diputación —curiosamente en lugar en el que su “jefe” es su rival en estas trascendentales primarias— porque es imposible estar como Dios, en todas partes.

    El asesor comercial Félix Manzaneda, consciente de que el camino es parte de la victoria o de la derrota, intenta llevar su programa a las sedes socialistas en el plazo de tiempo establecido. Trabaja a contrarreloj, con los medios que tiene a su alcance y, aunque sabe que recabar el respaldo del 20% de los afiliados es como llegar a la Luna, luchará hasta el final. Ambos, Bermúdez y Manzaneda, procedentes de la agrupación de la capital, arroparon la plataforma de apoyo a Pedro Sánchez y, sin embargo, ahora se enfrentarán en unas primarias. Hubo intentos por unificar precandidaturas, pero la solución fue jugársela. Ellos son los protagonistas.