Actualizado
jueves, 21 junio 2018
21:15
h
URGENTE
Imagen Manuela rosa 2013
Manuela Rosa Jaenes

Todos tan contentos

Puede que estén contentos. O también puede que no. Lo que ocurre es que, después de un intenso año de más tiras que aflojas, en el Partido Popular desean la merecida calma que conlleva toda tormenta. El acuerdo de integración que forzó la dirección regional para intentar cerrar de una vez por todas el capítulo de la división interna en la sede provincial reunió en Andújar a quienes están llamados a formar parte de un puzle político en el que, a pesar de ser piezas fundamentales, no encajaban en el juego de quienes tienen la sartén por el mango. Ellos no estaban en la comisión ejecutiva que diseñó, oficialmente, el máximo dirigente en Jaén, Juan Diego Requena, cuando resultó elegido presidente en aquel congreso de compromisarios en el que se enfrentó al alcalde de Porcuna, Miguel Moreno. Extraoficialmente fueron otros quienes manejaron los hilos para componer un equipo que, meses después, con el fin último de sellar la paz, apaciguar los ánimos y acallar voces, se vuelve más elástico que un chicle.

El Palacio de los Niños de Don Gome acogió una reunión entre quienes se unieron a la revolución de la plataforma “Jaén Adelante”, en un principio, y dejaron de ser los críticos del partido, más adelante, gracias a un pacto de integración cuya aplicación está pendiente. El iliturgitano Jesús Estrella, el jiennense Miguel Sánchez de Alcázar y el guardeño Antonio Godino presidieron la jornada en la que hubo, incluso, dos turnos de votación secreta. Las fuentes consultadas apuntan que lo primero que se puso encima de la mesa fue la propuesta en sí, en la que entra representación de cuarenta municipios y se incluyen trece alcaldes. Buscar el equilibrio territorial más que hablar de personas con nombres y apellidos fue el objetivo primordial de la cita dominguera en la que quedaron justificadas las enjutas ausencias por culpa del mal tiempo. El 98% de los presentes dijo “sí” a un proyecto que, por cierto, también causó fractura en el seno de una dirección provincial en el que no salen de una cuando ya están metidos en otra. A Juan Diego Requena le crecen los enanos desde aquel día que intentó coger el toro por los cuernos sin consultar cómo estaba el ruedo. Paréntesis aparte, la segunda votación fue más complicada, estuvo más reñida y ahora entenderán por qué. Los congregados tuvieron que elegir entre tres personas para ocupar el cargo de vicesecretario general adjunto: El alcalde, de La Guardia, Juan Morillo; la alcaldesa de Mancha Real, María del Mar Dávila, y el alcalde de Jamilena, Crispín Colmenero. 41%, 29% y 26%, respectivamente, fue el resultado de las urnas, por lo que quedó proclamado vicesecretario el primero. Todos tan contentos.

El resto de vicesecretarías se reparten de forma compensada en aras de una mayor representatividad municipal. Alcalá la Real se quedará con Promoción Local y Desarrollo Industrial. Economía queda reservada para Andújar. La de Entidades Locales Autónomas, para El Mármol. Cultura tendrá nombre ubetense. Alguien de Martos se encargará del Nuevas Tecnologías y Deportes. Y, por último, Medio Ambiente y Parques Naturales irá para Pozo Alcón. Además, La Carolina tendrá dos coordinadores, uno de Promoción Local y Desarrollo Industrial y otro de Medio Ambiente. Jaén coordinará las vicesecretarías de Economía y Cultura y la Presidencia de Ruta Social. Cada agrupación municipal elegirá a la persona que consideren más oportuna, aunque esto es como la adivinanza del huevo, que blanco es y la gallina lo pone. El primer asalto terminó. Ahora queda que en el próximo comité ejecutivo, pendiente de fechar, también todos queden contentos con la integración.