Actualizado
martes, 19 septiembre 2017
17:15
h
URGENTE

Sin respaldo internacional

Ver comentarios

Bruselas lo ha dejado bien claro y realiza un firme aviso a navegantes a los secesionistas que pretenden hacer de la independencia un traje a medida de sus caprichos. La Comisión Europea ha reiterado su postura, de sobra conocida, ante los pasos dados esta semana por el Gobierno de la Generalitat y advierte de nuevo de que una Cataluña independiente quedaría automáticamente excluida de la Unión Europea. El único camino que tendría para formar parte como Estado miembro, en el hipotético caso de separarse de España —lo que resulta inviable, más aún con las formas y métodos exhibidos esta semana por los dirigentes catalanes—, sería el de iniciar un proceso formal de adhesión. La postura europea es sobradamente conocida y siempre que ha habido ocasión han sido desmontadas las teorías secesionistas de que un país catalán se mantendría dentro de la UE, como en más de una ocasión se han encargado de defender algunos dirigentes independentistas, intentando convertir una mentira en verdad a base de repetirla muchas veces. Y es que las aspiraciones independentistas no han recibido el menor apoyo en el ámbito internacional, a pesar de las insistentes llamadas a las puertas de los gobiernos de diferentes países. El proyecto catalán no ha contado con el más mínimo aliento fuera de las fronteras de su comunidad autónoma, y menos aún cuando los pasos dados en los últimos días contravienen la legalidad. La ausencia de respaldo en este ámbito pone de manifiesto también la falta de solidez y la debilidad de una deriva que tiene más de quimera que de realidad factible. Sobran los argumentos para imponer la cordura en un proyecto de nulo recorrido.