Actualizado
viernes, 17 noviembre 2017
14:11
h
URGENTE

Unidad para la reivindicación

Ver comentarios

La decisión del presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Francisco Reyes, de enviar una misiva a otras administraciones para solicitar una Inversión Territorial Integrada (ITI) es una acertada iniciativa. La compleja situación por la que atraviesan numerosos municipios, marcada por la pérdida de tejido industrial a partir del estallido de la crisis económica, hace necesario el impulso de medidas contundentes y extraordinarias que permitan revertir un panorama adverso. Con tan solo un vistazo a algunas de las variables económicas es fácil concluir que la provincia corre el peligro, una vez más, de quedarse descolgada de esa recuperación de la que ya se habla en otros territorios. La falta de oportunidades lleva aparejada, de manera indisoluble, la emigración de la población hacia otras latitudes, un hecho que desde la propia Diputación se analiza con preocupación. De hecho, se pone el acento en el descenso continuado y sostenido durante los últimos siete ejercicios.

La carta del presidente de la Diputación tiene como destinatarias la Administración central —dirigida a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y al ministro de Hacienda, el jiennense Cristóbal Montoro— y a la autonómica —remitida a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz—. Sería deseable que a la petición del presidente de la Diputación, Francisco Reyes, se sumen el resto de partidos políticos con presencia en la provincia, ayuntamientos, así como colectivos sociales y entidades jiennenses. La unidad de acción debe estar en la base de esta estrategia reivindicativa que solo busca evitar que una situación ya de por sí compleja en la provincia se agrave aún más.