Actualizado
martes, 16 octubre 2018
20:49
h
URGENTE

A la cárcel un “devorador” de porno infantil reincidente

Presuntamente, intercambiaba imágenes a través de un grupo de mensajería
  • PESQUISAS. Un agente de la Policía Nacional durante una investigación anterior por delitos de corrupción de menores.
    PESQUISAS. Un agente de la Policía Nacional durante una investigación anterior por delitos de corrupción de menores.

Un vecino de la capital, de unos 45 años, ingresó ayer en prisión preventiva, acusado de un delito de tenencia y distribución de pornografía infantil. El magistrado Fernando Moral, del Juzgado de Instrucción número 1 de Jaén, lo mandó directamente a la cárcel tras comprobar que el hombre, identificado como José C. C., ya tenía antecedentes por hechos similares. En concreto, fue condenado en el año 2016 por compartir archivos pedófilos. Entonces, el castigo quedó suspendido. Lejos de rehabilitarse, el hombre ha vuelto a ser arrestado. Presuntamente, tenía en su poder varios archivos en los que se ve a menores practicando sexo, tal y como explican las fuentes consultadas. Al parecer, había obtenido las imágenes a través de un grupo de mensajería instantánea, que compartía con otros “devoradores” de porno infantil.

Fue el Juzgado de Instrucción número 29 de Madrid el que puso en marcha la operación, que se ha desarrollado en varias provincias españolas. En Jaén, solo ha trascendido la detención de este vecino de la capital, de 45 años, debido a la especial gravedad de su caso, ya que tenía una condena previa por hechos similares. La investigación se mantiene bajo secreto de sumario. El arrestado jiennense, que ya ha pasado su primera noche en prisión preventiva, vivía solo y, aunque tiene un oficio artesanal, actualmente no lo estaba ejerciendo.

El hombre, de unos 45 años, asegura que recibió los archivos de un desconocido

Fuentes judiciales cercanas al caso explican que el hombre aseguró en su declaración ante el juez que recibió los mensajes con los vídeos en su teléfono móvil y que no sabe quién se los envió. Además, cuestionó que las personas que se ven en las imágenes sean menores de edad. Sin embargo, con la información que su señoría tenía sobre su mesa, remitida por el Grupo de Delitos Telemáticos de la Policía, y con la hoja de antecedentes de José C. C., decidió enviarlo a prisión preventiva, a petición de la Fiscalía. Se trata de una medida muy poco común en este tipo de delitos de tenencia y distribución de pornografía infantil. La prisión preventiva debe ser ratificada en los próximos días por el juzgado madrileño que lleva el caso.

Este mismo mes de mayo, la Policía Nacional ha detenido a otros dos jiennenses en el marco de otra operación distinta contra la pornografía infantil. Uno de ellos es un vecino de la capital, con amplios conocimientos informáticos y que, paradójicamente, ha impartido cursos a escolares sobre los peligros de internet. El otro implicado es de Mancha Real. Ambos quedaron en libertad con cargos, tal y como confirman las fuentes consultadas. Del mismo modo, hace unos días, la Comisaría también anunció el arresto de un vecino de la capital, practicado en 2016. Está acusado de un delito de corrupción de menores. Este hombre, de 40 años y sin oficio conocido, es uno de los 17 detenidos en el marco de una macroperación contra la ciberpedófilos y que se desarrolló en diversas provincias españolas. Los investigadores pusieron el acento en que el jiennense almacenaba en su casa unos 20.000 archivos de pornografía infantil, imágenes de “gran crudeza”, consistentes en abusos sexuales a menores de edad, algunos de ellos de muy corta edad, o especialmente degradantes.