Actualizado
jueves, 18 octubre 2018
21:55
h
URGENTE

A prisión el acusado de agredir sexualmente a seis mujeres

Entre las víctimas atacadas hay una adolescente de tan solo quince años
  • INSTALACIONES. Fachada de los juzgados de Andújar.
    INSTALACIONES. Fachada de los juzgados de Andújar.

El hombre detenido por agredir sexualmente, al menos, a seis mujeres en la última semana ya se encuentra en prisión. Así lo decidió ayer a mediodía el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Andújar, el magistrado José María Capilla, en funciones de guardia durante esta semana. Tres de las víctimas identificaron al arrestado como el hombre que las atacó por la espalda en plena calle, las sometió a tocamientos y, en algunos casos, se llevó también algunas de sus pertenencias personales. De hecho, fuentes judiciales confirman que el hombre, que tiene 51 años y es vecino de Andújar, se le acusa de un delito continuado de agresión sexual y dos delitos de robo con violencia e intimidación. La investigación no está todavía concluida y no se descarta su implicación en hechos similares que fueron denunciados hace unos meses. La Policía también apunta a que, a raíz de la detención, surjan nuevos casos de víctimas que, hasta ahora, no se habían atrevido a acudir a la Comisaría por miedo o vergüenza.

El detenido se negó a declarar. Se acogió a su derecho a guardar silencio ante los investigadores y también ante el juez encargado de las primeras diligencias. Las que sí hablaron fueron tres de las seis mujeres abordadas. Una de ellas identificó al sospechoso “al cien por cien” como su atacante. Las otras dos también lo identificaron, aunque no con certeza absoluta, tal y como indican las fuentes. Esos testimonios fueron fundamentales para que la Fiscalía solicitara el ingreso en prisión. Una petición que fue aceptada por su señoría.

Todas las agresiones sexuales denuncias —seis en total— se cometieron en plena calle. El agresor atacaba a las mujeres cuando caminaban solas por lugares apartados de Andújar. Casi siempre actuaba al caer la noche. Tenía mucha movilidad, pues los ataques se produjeron en zonas alejadas entre sí. Todas se perpetraron con el mismo “modus operandi”. Las víctimas eran abordadas por la espalda. El agresor les tapaba la boca y comenzaba a manosearlas, al tiempo que las amenazaba para que no dijeran nada. En al menos dos de los casos, llegó a desvalijar a la víctima.

La presencia de un agresor sexual en serie en Andújar levantó una extraordinaria alarma social en la ciudadanía, sobre todo en las redes sociales. La Policía estableció un importante dispositivo de seguridad para dar caza a un hombre que fue considerado “prioridad absoluta”. Decenas de agentes se desplegaron por todo el casco urbano en coches camuflados y de paisano. De hecho, esa “operación jaula” permitió detener al sospechoso poco después de actuar por última vez en la madrugada del jueves al viernes. El agresor huyó a la carrera del lugar de los hechos. Su escapada no duró mucho. Fue detenido por la Policía en base a la descripción que había sido aportada por las víctimas. Fue llevado a los calabozos y, tras pasar a disposición judicial, ya duerme en prisión preventiva, a la espera de juicio. El hombre cuenta con antecedentes policiales, aunque no por delitos de índole sexual, según confirman las fuentes consultadas.