Actualizado
lunes, 22 enero 2018
17:22
h
URGENTE

Daño irreparable en un yacimiento único

Intervenidas 109 piezas romanas presuntamente expoliadas

Todos los expertos de la Delegación de Cultura y de la Universidad de Jaén que han visitado el yacimiento de Cerro Maquiz, entre Mengíbar y Villatorres, coinciden en una cosa: el daño que se ha causado a los restos arqueológicos de época romana son “irreparables”. Una valoración inicial ha cuantificado en más de un millón y medio de euros los destrozos ocasionados en lo que fue la antigua ciudad romana de Iliturgi, una de las más importantes de la época en la Península. La Guardia Civil ha conseguido llevar ante los tribunales al presunto autor de los hechos: Se trata del propietario de la finca de olivar en la que se encuentran enterrados estos tesoros de la historia, que está investigado por un delito contra el patrimonio histórico.

Las pesquisas de este caso, considerado por muchos como uno de los atentados más graves a la historia de la provincia, comenzaron en marzo, a raíz de una denuncia presentada por los responsables del Instituto de Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén. Este grupo tenía previsto realizar unas excavaciones en el yacimiento de Cerro Maquiz. Cuando el pasado mes de marzo visitaron la zona para preparar las actividades, se encontraron con un panorama desolador: las máquinas excavadoras habían removido la tierra para la instalación de un sistema de riego de olivar. Las zanjas realizadas, de varios metros de anchura, afectaron directamente a los restos de la antigua ciudad fortificada, donde se ubicaban unas termas, un templo, tramos de calzada y un foro.

El Seprona se hizo cargo de las investigaciones y abrió la bautizada como operación “Bajo Relieve”. Los agentes visitaron el yacimiento y comprobaron los daños. Además, constataron que, como consecuencia de haber movido la tierra para la instalación del sistema de riego, habían sido desenterradas varias piedras labradas. “Los trabajadores de la finca las estaban retirando con ayuda de maquinaria pesada”, explica la Guardia Civil en un comunicado.

La investigación del Seprona no se quedó ahí. Los funcionarios tuvieron conocimiento que el propietario de la explotación agrícola tenía en su poder una colección privada de piezas arquitectónicas y escultóricas, de gran valor. Es la conocida como “Colección De la Chica”, formada por 132 piezas, que fue catalogada en 1984 y cuyo valor actual supera el millón de euros. Según el Instituto Armado, “Patrimonio no tiene control de su existencia y, además, indican que el lugar en la que se encuentran depositadas no es el adecuado”.

Los agentes realizaron una inspección en la “Casa-Palacio de Mengíbar”, que era propiedad de la persona investigada por los daños en el yacimiento. Ese inmueble albergaba 63 piezas (columnas, bustos, estatuas y murales en piedra, todas de época romana). Todas fueron intervenidas y quedaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Jaén, que dirige las diligencias.

Posteriormente, el Seprona realizó un registro en una empresa y en el domicilio del investigado. Allí, halló más piezas de la “Colección De la Chica” y otras más de las que “no se tiene constancia de su catalogación”. Se sospecha que fueron expoliadas del yacimiento o bien han llegado al investigado por otros medios —intercambio con otros coleccionistas. En total, la Guardia Civil intervino 109 piedras —todas las que tenía en su poder— que actualmente se están analizando para averiguar su procedencia.

La operación del Seprona tiene una importancia extraordinaria para los especialistas en la materia, sobre todo para los expertos que realizan estudios sobre la antigua ciudad romana de Iliturgi.

apoyo docu

Afirmar. Con su nombre o con el de la entidad para la que, en su caso, el nombre de empres presservicios.ad para rvipara la que servicios.

Declarar. El interés qu e defienden y, en su caso, el nombre de empres, en, en su caso, el nombre de empresel nombre de u organizaciotodo lo demás.

Declarar. El interés que defienden y, en su caso, el nombre de empres, en, en su caso, el nombre de empresel nombre de u organizaciotodo lo demás.