Actualizado
lunes, 19 febrero 2018
20:58
h
URGENTE

El tranvía saldrá de cocheras a finales de año con optimismo

El alcalde aclara que hacen falta seis meses y 2,1 millones de euros para que el tren ligero funcione otra vez
Ver comentarios
  • mayo de 2011. El tranvía circula en pruebas.
    mayo de 2011. El tranvía circula en pruebas.

Para que el sistema tranviario vuelva a ponerse a punto y circule por las calles de la capital, siete años después, hacen falta, mínimo, unos seis meses de trabajos técnicos y administrativos, ya que el medio de transporte tiene que salir a licitación, al descartar el alcalde, Javier Márquez, que su gestión sea directamente municipal. Hay varias claves para entender el motivo de estos plazos, que son más pesimistas que los del consejero de Fomento de la Junta, Felipe López, y Ciudadanos que, como sostén del Gobierno andaluz y, para defender su labor política para desbloquear el proyecto, sitúa la salida definitiva de las cocheras del tren ligero a finales del verano. En primer lugar, el máximo responsable municipal se apoya en los propios plazos dados por la empresa auditoria del tren ligero, Ingerop T3, que cree que la fase preparatoria para que el tranvía circule se prolongará medio año. En cuanto a la inversión necesaria, los expertos creen que puede rondar los 2,1 millones de euros.

Márquez, que se mostró con voluntad de avanzar administrativamente a la par que lo hacen los expertos en el tren ligero, advirtió que de la firma del convenio con la Junta que lo hará posible no se hará de forma precipitada. “Lo tiene que ver todo dios”, exageró, para puntualizar que pasará todos los filtros que sea preciso, convencido de que no hay que dar lugar a situaciones como la fiscalización del proyecto que realizó el Tribunal de Cuentas, que dio pie a la apertura de diligencias previas penales. “Todos los socialistas estaban muy preocupados por lo que íbamos a decir en las alegaciones”, sostuvo. Otra asunto pendiente es clarificar con la Administración an- daluza cuánto puso de más el Ayuntamiento para pagar el 50% del plan de obra y los vagones y las máquinas. Márquez desveló que el concejal de Hacienda, Manuel Bonilla, ya mantiene contactos al respecto con la Agencia de Obra Pública de la Junta. Eso sí, se mostró dispuesto a no liquidar la deuda antes de poner en marcha el tranvía, aunque sí reclamó que esta quede reflejada de algún modo, por ejemplo, en una addenda al acuerdo suscrito.

No es una cuestión baladí que el máximo responsable municipal, de nuevo, recriminara al titular de Fomento que lleva dos meses sin reunirse con él y tampoco que, aunque la Administración regional diga que la propuesta de acuerdo está enviada por correo electrónico, desde el pasado viernes 9 de febrero, y también por carta, al jefe del Servicio de Urbanismo del Ayuntamiento, Javier Márquez afirmó que el equipo de Gobierno todavía no había recibido esta documentación.

Eso sí, como ocurre desde el pasado 2 de febrero, cuando el alcalde acudió a Sevilla para “desbloquear el proyecto” y frenar la “escalada de tensión” entre el Ayuntamiento y la Junta, el máximo responsable municipal volvió a mostrarse confiado de que el tranvía sí volverá a circular.