Actualizado
lunes, 20 noviembre 2017
14:14
h
URGENTE

La cosecha de aceite se adelanta

Algunas fábricas se preparan para recibir aceituna a principios de noviembre
  • ELABORACIÓN. José Gálvez, de Oro Bailén, supervisa las primeras aceitunas en una imagen de archivo.
    ELABORACIÓN. José Gálvez, de Oro Bailén, supervisa las primeras aceitunas en una imagen de archivo.

La cosecha viene con adelanto. Los agricultores miran al olivar y lo saben porque la aceituna comienza a tomar otro color. Lo hace más pronto de lo habitual, aunque las altas temperaturas del comienzo del otoño y la falta de precipitación están detrás de esta madurez prematura. Otra cosa es si se empezará a coger antes el fruto o se esperará para empezar como siempre, es decir, a finales de noviembre y principios de diciembre. Esto se verá conforme avancen los días, se configuren las predicciones meteorológicas y se confirme que la cosecha será más pequeña de lo que se esperaba.

“Estamos en los primeros días de octubre y ya tengo un 2,5 e, incluso, un 3 de madurez de los olivos de la capital. No hay duda de que la cosecha viene antes”, afirma el olivarero Ángel Carrascosa. De hecho, su cooperativa, que es San Juan —ubicada en el Polígono de Los Olivares—, ya ha anunciado a sus socios que comenzará a recibir aceituna desde el próximo 6 de noviembre. Y, curiosamente, esta no será para hacer el aceite Supremo, que es su marca estrella, sino para los primeros vírgenes extra de alta calidad. El caldo Supremo se empezará a elaborar la semana que viene.

“La aceituna de vuelo que proceda de producción integrada encuentra una prima. No participaré en la elaboración de Supremo, pero sí en el aceite de oliva que se elaborará a partir del 6 de noviembre. Cuenta con una prima que nos anima a recoger antes y, además, contamos con el adelanto que trae la aceituna”, afirma Ángel Carrascosa. El secretario de la Federación Española de Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva), Enrique Delgado, argumenta: “Las almazaras están pendientes de lo que digan sus cosecheros. Si estos ven que el fruto viene adelantado, abrirán sus puertas para atender sus necesidades”.

las dudas. En cambio, el vicepresidente de la Federación Española de Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva), Francisco García, pone encima de la mesa una incertidumbre que ronda al agricultor. “Por el momento, estamos pendientes del riego. Dicen que se cortará el agua del río el 15 de octubre. A partir de ahí veremos lo que ocurre”, afirma. No obstante, argumenta: “Si hay poca cosecha, creo que la gente va a esperar. La aceituna está adelantada, pero va por zonas. En cambio, hemos visto que la calidad se paga poco. Los olivareros buscarán optimizar costes si existe poca producción y han visto que la diferencia entre los extra y los lampantes no ha sido muy grande. De ahí que muchos esperarán para que la aceituna caiga fácil. Además, saben que en el inicio de la campaña harán falta lampantes en el mercado. Será cuestión de hacer números y decidir”.

De esta manera, Francisco García pone el acento en la rentabilidad en una campaña en la que, incluso, se han refinado vírgenes porque hacían falta lampantes. “Si la calidad no se paga, el agricultor buscará rentabilizar costes y conseguir buenos rendimientos. Además, con poca cosecha saben que la recolección no se les irá hasta marzo”, señala el vicepresidente de la Federación Española de Fabricantes de Aceite de Oliva. Por eso, pese a que la cosecha venga con adelanto, esto no irá ligado a que se comenzará a recoger antes. Será decisión de cada agricultor después de coger el papel y el lápiz y hacer las cuentas en su casa.

Las almazaras ya tienen fecha para los “caldos de competición”

Las aceiteras que buscan “caldos de competición”, es decir, “oro líquido” de alta gama que competirá en certámenes y concursos y que se llevarán al mercado como producto “gourmet” ya tienen fecha para comenzar a molturar la aceituna. Curiosamente, poco a poco, el inicio de la recolección temprana y las técnicas empleadas van camino de convertirse en algo parecido a un “secreto industrial”, ya que algunos ya lo guardan con cautela y hacen sus “experimentos” para conseguir los caldos con un nivel superior.

Sin embargo, mientras que en la pasada campaña no se comenzó a elaborar estos caldos hasta finales de octubre e, incluso, en los primeros días de noviembre porque la cosecha tenía mucho retraso, ahora la situación resulta realmente diferente. Algunas empresas ya se preparan para comenzar con la molturación de alta gama. De hecho, las primeras aceitunas de esta campaña llegarán a las almazaras en estos días y durante la próxima semana. Las pruebas de maduración dejan claro que el fruto marcha más adelantado de lo habitual. No obstante, el calor aún se ve como un problema para la molturación, que ha de ser en frío. Por eso, algunos utilizarán la noche o las primeras horas de la mañana.