Actualizado
martes, 18 septiembre 2018
20:27
h
URGENTE

La Policía rastreará el móvil de los detenidos para situarlos

La investigación trata de situar a los sospechosos en el lugar de la agresión
  • ANÁLISIS. La Policía Nacional es la encargada de las pesquisas.
    ANÁLISIS. La Policía Nacional es la encargada de las pesquisas.

Ninguno de los cinco detenidos por la agresión sexual a una adolescente de 16 años en un portal del Paseo de la Estación ha reconocido los hechos. Todo lo contrario. Todos han proclamado su inocencia, a pesar de que la Policía cuenta con numerosas pruebas que los incriminan. Dos de los arrestados, Gabriel José C. M., de 22 años, y Miguel Ángel M. R., de 18 años recién cumplidos, están en prisión preventiva. Hay otros dos implicados, que son menores de edad (17 y 16 años), están internos en un centro de menores por decisión del juez. Y el quinto arrestado, de solo 15 años, quedó ayer mismo en libertad vigilada y con una orden de alejamiento con respecto a la víctima.

Los cinco aseguran que no estaban juntos en el Paseo de la Estación el pasado viernes, alrededor de las cinco y media de la tarde, cuando ocurrieron los hechos. La Policía busca ahora una prueba definitiva para demostrar que están mintiendo. Se trata de sus teléfonos móviles. Los investigadores están analizando el rastro que dejaron sus terminales para tratar de situarlos en la escena del delito. Se trata de ver qué antena les estaba dando cobertura para, de esta manera, ubicarlos. Esta es una de las diligencias que han solicitado la defensa de uno de los menores implicados, que asegura que estaba en Bujalance cuando ocurrieron los hechos.

Se acaba de cumplir una semana de los hechos. Fue el pasado viernes cuando, una adolescente de tan solo 16 años denunció en la Comisaría haber sufrido una terrible agresión sexual. Relató que, a plena luz del día y, fue abordada por cinco jóvenes cuando caminaba por el Paseo de la Estación. La metieron por la fuerza en un portal, donde abusaron de ella. La chica se resistió con uñas y dientes. Llegó a morder en la mano a uno de sus agresores, que trataba de taparle la boca para que no gritara. El ruido hizo que los vecinos se asomaron al rellano y que los cinco atacantes huyeran a la carrera. La Policía ha resuelto el caso en tiempo récord. Muy pocas horas después, los investigadores tenían perfectamente identificados a los supuestos agresores y emprendieron la operación para detenerlos a todos: el primero en “caer” fue Gabriel José C. M., de 22 años. Se entregó en Comisaría en la madrugada del domingo al lunes. Dijo que quería entregarse para cumplir una condena por un delito anterior, precisamente otro caso de agresión sexual a una joven. Para entonces, ya estaba en el punto de mira de la Policía como el principal sospechoso de la agresión del portal. Fue detenido y la víctima lo señaló sin ningún género de duda como uno de los atacantes. Además, Gabriel también presentaba una herida en la mano compatible con un mordisco. Fue enviado a prisión preventiva.

El martes por la tarde, los agentes detuvieron a los dos menores que, actualmente, están en “Las Lagunillas”. Se trata de los primos José M. E. y Juan M. H., de 17 y 16 años, y que también son familiares de Gabriel. El quinto implicado, un adolescente de 15 años, fue arrestado el jueves por la mañana. Quedó en libertad vigilada y con cargos.

Gabriel C. M., de 22 años
idcon=13217096;order=17

El mayor. Se le considera el cabecilla del grupo. Fue condenado por agredir sexualmente a otra joven hace un año. La abordó en un parque. La pena de prisión le fue sustituida por multa, que no pagó. La víctima del portal le mordió en una mano cuando se defendía. Está en prisión preventiva.

Miguel Ángel, M. R., de 18 años
idcon=13217095;order=19

antecedentes. Alcanzó la mayoría de edad el pasado 22 de diciembre. Antes de cumplir los 18, ya acumulaba numerosos antecedentes. Su padre quería apartarlo de “las malas compañías” y pretendía llevarlo a trabajar fuera de Jaén. La juez también decidió enviarlo a la cárcel.

José M. E., de 17 años
idcon=13217094;order=21

controlado. Otro habitual en el Juzgado de Menores. De hecho, estaba cumpliendo una condena y se encontraba en libertad vigilada por orden judicial. En su declaración aseguró que estaba en un pub de Los Olivares cuando sucedieron los hechos. Está internado en un centro.

Juan m. H., de 17 años
idcon=13217093;order=23

coartada. Es primo hermano del anterior y el único del grupo al que no se le conocen antecedentes previos. También afirma tener coartada, aunque aún no ha podido acreditarla. Dijo que se encontraba en un gimnasio de Bujalance, donde pasa temporadas. También está interno.

Manuel C. M., de 15 años
idcon=13217091;order=25

En libertad. Hermano de Gabriel, es el menor del grupo y el último en ser detenido por la Policía Nacional. Tras prestar ayer mismo declaración, el Juzgado de Menores decretó su puesta en libertad vigilada. Además, se le prohibe expresamente acercarse a la víctima.