Actualizado
martes, 18 septiembre 2018
20:27
h
URGENTE

Un bocado delata a uno de los detenidos en la agresión sexual

La Policía da por concluida la investigación con el arresto del quinto sospechoso

Gabriel José C. M. fue el primero de los cinco detenidos por la agresión sexual en grupo que sufrió una chica de tan solo 16 años. Con 22 años, es el mayor de los sospechosos. Dicen los investigadores de la Policía Nacional que su participación en los hechos está más que acreditada. La víctima lo reconoció sin duda alguna, pero es que, además, lo “marcó”. La adolescente se resistió con uñas y dientes dentro de ese portal del Paseo de la Estación, donde cinco jóvenes la obligaron a entrar por la fuerza para abusar de ella. A uno de sus atacantes, que trataba de taparle la boca para que no gritara, le dio un mordisco en una mano. La chica lo dijo desde el primer momento a los investigadores que le tomaron declaración y también a los forenses que la trataron.

Cuando Gabriel José C. M. fue detenido, presentaba una herida circular, compatible con un bocado. Es la marca que lo delata y una de las pruebas fundamentales para que la juez del caso, la magistrada Carmen Ballesteros, decidiera enviarlo a prisión preventiva y sin fianza. Gabriel dijo a la juez en su defensa que se encontraba en su casa. Ya tiene antecedentes penales por una agresión sexual ocurrida hace ahora un año. En la cárcel, también se encuentra Miguel Ángel M. R., 18 años recién cumplidos, al que la víctima también identificó sin ningún género de dudas como uno de sus agresores.

También están privados de libertad, aunque en un centro de menores, los dos adolescentes de 16 y 17 años, detenidos por la Policía el pasado martes por la tarde. Son primos hermanos y también son familiares de Gabriel José C. M. El mayor, que estaba en libertad vigilada por otro delito anterior, aseguró en su declaración ante la Fiscalía de Menores que se encontraba en un pub del polígono de Los Olivares cuando sucedieron los hechos. El otro también presentó una coartada: dijo estar en un gimnasio de Bujalance. De momento, no han acreditado sus versiones y, por ello, la juez decretó el internamiento en régimen cerrado. En su contra está la plena identificación efectuada por la víctima en las respectivas ruedas de reconocimiento. Esa diligencia se efectuó ayer con respecto al adolescente de 16 años. “Resultó positiva”, confirmó la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

La Policía capturó ayer al quinto de los implicados, un adolescente de tan solo 15 años y familiar directo de Gabriel José C. M. Permanece en las dependencias de la Comisaría a la espera de ser sometido a una rueda de reconocimiento y ser puesto a disposición de la Fiscalía de Menores. Con esta última detención, los investigadores de la Unidad de Familia y Menor (UFAM) dan por concluida la investigación de un caso que ha tenido una enorme repercusión por la gravedad de los hechos. Hay que recordar que la chica denunció que fue abordada por cinco jóvenes el pasado viernes, a plena luz del día. La obligaron por la fuerza a entrar en un portal del Paseo de la Estación, donde la agredieron sexualmente. Ella se resistió con fiereza y sus gritos alertaron a los vecinos del bloque. Eso hizo que los agresores huyeran a la carrera. Una cámara de seguridad grabó a los agresores corriendo y tratando de ocultarse. También fueron vistos por varios testigos. Son parte de las pruebas que constan en un sumario que no ha hecho más que empezar.

Sentada de apoyo a la víctima: “Hermana, escucha, aquí está tu manada”
idcon=13215833;order=10

Unas 40 mujeres expresaron su apoyo a la chica de 16 años que en la tarde del pasado viernes sufrió una agresión sexual por parte de cinco jóvenes. “Hermana, escucha, aquí está tu manada”, fue una de las proclamas que corearon entre otros lemas reivindicativos. En concreto, realizaron una sentada en la zona del Paseo de la Estación de Jaén. El gesto de respaldo se realizó en el marco de las movilizaciones planteadas a plataforma Huelga Feminista 8M de Jaén. “Nos tocan a una, nos toca a todas”, “No más agresiones”, “No es no” y ‘Escucha, hermana, aquí está tu manada’ son algunas de las frases que entonaron las participantes en la sentada y que se difundió también por la coordinadora de este movimiento a través de sus redes sociales.