Actualizado
domingo, 20 agosto 2017
20:12
h
URGENTE

Conflicto con la Policía Local por la Vuelta Ciclista a España

El alcalde está dispuesto a retirar descansos y vacaciones a los agentes
  • SEGURIDAD. Un vehículo de la Policía Local, estacionado a unos metros del Ayuntamiento.
    SEGURIDAD. Un vehículo de la Policía Local, estacionado a unos metros del Ayuntamiento.

Un documento firmado por el alcalde, Carlos Hinojosa, para organizar el servicio con motivo de la Vuelta Ciclista a España, que recalará en Alcalá los días 2 y 3 de septiembre causa malestar en la Policía Local. El anuncio se publicó después de que los agentes se negaran a participar de manera voluntaria. La disposición establece la apertura de un plazo para la adscripción de policías, que recibirán una gratificación complementaria de cien euros o un día de descanso antes de noviembre. Igualmente, se dictan servicios extraordinarios obligatorios, a criterio de la Jefatura, si el número de voluntarios es insuficiente. En tercer lugar, se anulan los permisos —asuntos propios y vacaciones— si faltan efectivos para las dos etapas. Hinojosa refiere en el escrito la normativa que ampara las medidas aplicadas.

Las necesidades previstas son de tres patrullas especiales, una ordinaria y un agente de servicio interior, el día 2 en turno de mañana y tarde, asimismo de noche. El escrito de la Alcaldía indica que la formación de una bolsa de voluntarios se decidió en reuniones de la mesa de negociación, pero que, Pedro García, el secretario del sindicato policial SIP-AN, se negó a aceptar las condiciones salvo que se negociara, en lo que queda de verano, otro acuerdo para el cuerpo en el que se aborden asuntos como el aumento de las retribuciones, hasta que se logre una nueva valoración de puestos de trabajo. El alcalde estima que las demandas de la plantilla deben tratarse dentro de la mesa de negociaciones y no superponerse “al interés público de la necesaria regulación del tráfico y seguridad de las personas, en un evento deportivo de extraordinaria importancia para la ciudad de Alcalá la Real”.

SIP-AN tilda de “decretazo” el documento. “Creemos que no pueden pisotear más los derechos de los trabajadores”, afirma Pedro García. El secretario del sindicato esgrima una circular de la edil de Presidencia, Cecilia Alameda, de hace unas semanas, en la que se organizaban las vacaciones. “Si me las concedes no me las puedes quitar por un evento previsto como este, máxime cuando todo el personal se ha planificado”, asegura. Advierte de que la aplicación del decreto generará “un conflicto grave en la Policía”. Asegura que, en todo caso, la anulación sería justificada en un “evento imprevisto” o por causas de fuerza mayor. “Esto no es más que un atentado contra los derechos de los policías por un alcalde dictador que se esconde bajo las siglas del PSOE”, apunta. Para García, la falta de voluntarios es por la “mala gestión”, con supuestas promesas incumplidas de modernización y salariales. Concluye: “Esta es la peor empresa en la que he trabajado por derechos y salario. Libras un fin de semana al mes y si no te lo joden con la feria es Etnosur, y si no la Abuela de Santa Ana, la Fiesta Medieval o los fuegos del día de la Virgen, y ahora pretenden jodernos las vacaciones. El diálogo es nulo. O aceptas sus propuestas o te las imponen”.