Actualizado
sábado, 20 octubre 2018
17:20
h
URGENTE

“Nos sentimos superreconocidos”

El bombero Enrique La Rosa, con las víctimas del Volcán de Fuego (Guatemala)

En el corazón del infierno. El agente alcalaíno Enrique La Rosa forma parte del dispositivo de emergencia enviado por Bomberos Unidos sin Fronteras (BUSF) a Guatemala ante la catástrofe derivada de la erupción del Volcán de Fuego. Él, otros tres compañeros del Cuerpo y un sanitario se encuentran en la zona desde hace días. En el país centroamericano impartió, en 2017, formación sobre riadas. Ya han conseguido los objetivos principales, instalar una planta potabilizadora y repartir material médico.

El profesional del Parque de Bomberos de Alcalá la Real relata a Diario JAÉN la dureza de la experiencia. “La cosa está otra vez jodida”, confiesa en referencia a que la erupción no ha parado. De hecho se encuentro activo el aviso naranja ante una posible nueva evacuación. Detalla que unas seiscientas personas viven en una iglesia. El dispositivo de BUSF ha solucionado la falta de agua, pues la planta hace apta al consumo el caudal de un río.

“Curramos mucho, pero contentos. Nos sentimos superreconocidos”, comenta en relación con las maratonianas jornadas, que empiezan de madrugada y acaban de noche. Los propios miembros del dispositivo sufren diarreas. Se han integrado en la Coordinadora Nacional para la Prevención de Desastres. La Rosa, quien es muy solidario y ya socorrió en desastres a gentes de Haití y otros países, destaca detalles positivos, como que el sanitario salvó a una mujer con apendicitis. Existen otros menos agradables, como la búsqueda de un policía arrastrado por el lodo. Además, recibieron a la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo, que les transmitió el agradecimiento de la Embajada y los invitó a ver el partido del Mundial ante Portugal.