Actualizado
lunes, 22 octubre 2018
13:35
h
URGENTE

Un granadino es investigado por atracar a otros menores

El autor, vecino de Guadahortuna, fue identificado por la Guardia Civil, que obró de oficio al no existir denuncias
  • ZONA VERDE. Parque de El Campero, uno de los lugares en los que ocurrieron los atracos.
    ZONA VERDE. Parque de El Campero, uno de los lugares en los que ocurrieron los atracos.

La Guardia Civil investiga a un adolescente de dieciséis años, vecino de Guardahortuna (Granada), como presunto autor de cinco robos con violencia e intimidación cometidos los meses de noviembre y diciembre en Alcalá la Real. Según fuentes del Instituto Armado, las víctimas eran otros menores a los que abordaba, al atardecer, en parques a los que no dudaba en agredir. En cuatro casos, como consecuencia de los atracos, el responsable de los hechos consiguió dinero y en el quinto —en grado de tentativa— usó un arma blanca, aunque la persona atacada consiguió huir a la carrera. Los episodios se produjeron en el Paseo de los Álamos y El Campero. Las familias afectadas no presentaron denuncia. La Guardia Civil, al tener conocimiento de los atracos, investigó de oficio. Identificó al adolescente y dio con su paradero —ya había vuelto a Guadahortuna—. El caso está en manos de la Fiscalía de Menores.

Robo de una banda en un negocio

Los robos en el municipio de Alcalá la Real continúan a la orden del día. En esta línea, sufrió una sustracción una nave dedicada a la venta de maquinaria y otros artículos relacionados con la agricultura. Los ladrones penetraron de noche, cuando el establecimiento, ubicado junto a la antigua N-432, cerca del cruce de Charilla, ya estaba cerrado. El botín consistió en diecinueve motosierras, aunque también buscaron, sin éxito, dinero. El propietario del negocio, Adolfo Serrano, asegura que los autores de los hechos fueron “especialistas”. Dice que se trataba de una banda de encapuchados que hablaban en rumano e incluso iban equipados con “pinganillos”. Todo el episodio —destaca— se encuentra recogido en una grabación audiovisual. En el asalto también causaron daños en el tejado, por donde entraron, y puertas —incluidas cerraduras—. “Más medidas de seguridad que yo tengo, me río”, afirma el empresario desencantado porque no fueron suficientes para evitar el golpe. Recientemente también hubo un robo similar en una ferretería en Alcaudete. Días atrás ocurrieron sustracciones en La Rábita en el centro social, la gasolinera y a dos vecinos. Los ladrones se hicieron con dinero, joyas, tabaco y otros objetos hallados en los inmuebles.