Actualizado
viernes, 16 noviembre 2018
21:54
h
URGENTE

Aprender a través de la lectura

Diario JAÉN acerca el periodismo y la historia de la provincia con un nuevo taller
Ver comentarios

Apesar de ser una tarde amenazada por el frío y la lluvia, la asociación de mujeres de este municipio decidió reunirse para asistir al taller de lectura que Diario JAÉN imparte durante este otoño por Sierra Mágina. Rodeadas por el calor de un brasero y con cafés y unos dulces de nata, pudieron conocer de la mano de la redactora jefa del periódico, Manuela Rosa Jaenes, los avances tecnológicos que durante todos estos años se han incorporado al oficio del periodista para facilitar sus labores y ampliar sus posibilidades de trabajo.

Tras mostrar y explicar estos cambios, la redactora jefa se detuvo especialmente en realizar un recorrido histórico de la provincia desde el año 1941, momento en que nació el periódico. Esta ruta se apoyó por una de las grandes joyas con las que cuenta Diario JAÉN, su archivo fotográfico.

Los asistentes pudieron recordar tiempos pasados como la llegada de Santana hasta Linares, el hallazgo de las caras de Bélmez o la cogida de Manolete, una imagen exclusiva del periódico que durante todos estos años ha sido muy solicitada por toda la importancia que la rodea.

Tras estas fotografías, Manuela Rosa se detuvo en una en concreto, procedente del año 1952. Las mujeres que allí estaban la reconocieron desde un primer momento. La imagen mostraba la unión entre la calle Santana y la calle Baja. De hecho, varias de las allí presentes aseguraron que sus casas casi podían verse en esa fotografía, motivo por el que pudieron reconocerla de una forma mucho más fácil.

Después de esto, la redactora jefa explicó las diferencias entre un periódico, que ofrece reflexión, la posibilidad de leer las noticias de una manera amplia y sosegada, frente a la radio, que es sinónimo de inmediatez y la televisión, que se centra en el espectáculo.

A continuación, el debate se centró en el futuro de la prensa en papel, teniendo en cuenta que muchas opiniones aseguran que cada vez se leerá más desde los móviles o las tabletas.

Para cerrar la parte teórica del taller, Manuela Rosa mostró algunos recortes de periódicos con erratas y pequeños fallos que aportaron un punto cómico y distendido a la charla y que demostró que los periodistas también se equivocan y son humanos.

Para terminar, las asistentes se enfrentaron al trabajo diario de un periodista, una página en blanco dispuesta a ser llenada con muchas noticias e historias por contar. En este caso, tuvieron que realizar su propia portada contando anécdotas, reivindicaciones y asuntos de su municipio.