Actualizado
jueves, 21 septiembre 2017
17:10
h
URGENTE

Valientes que luchan sobre dos ruedas para que el asfalto sea más seguro

PREMIO colectivo reivindicativo
Ver comentarios
|
23/02/2017

La creciente preocupación entre los ciclistas de Jaén, compartida con cualquier amante de este deporte, ante los “constantes accidentes” que sufren en vías y carreteras está en el germen del nacimiento de la Asociación Vida al Ciclista. La muerte, el pasado 27 de diciembre de 2014, de Agustín Camacho de Bailén, desató un respuesta de repulsa popular ante ésta situación y los múltiples accidentes ocurridos, un grito de ¡basta ya! que motivó el nacimiento de esta colectivo, tal y como explica el presidente de la asociación, Tomás Díaz. Grupos ciclistas de la provincia empezaron a transmitir el mensaje que era necesario “hacer algo”, y, al contrario de lo que ocurre en otras ocasiones, del lamento en las redes sociales, se pasó a la concreción de acciones que ayuden realmente a llevar el mensaje más allá y a lograr hitos, como la creación de rutas seguras en la provincia jiennense, al lograr el compromiso de las administraciones y, lo más importante, que las iniciativas se concretaran. Inicialmente, el grupo de Facebook “Cicloturistas de Jaén”, sirvió como elemento de comunicación de todas aquellas personas interesadas en promover actos de manifestación en contra de estos actos. Un grupo de whatsapp permitió comunicar con 82 clubes ciclistas de la provincia de Jaén para dar forma a una plataforma que canaliza las protestas de todo el colectivo y mantenga informado a los mismos sobre su labor. “De las ideas, la plataforma pasó a los hechos, con la recogida de firmas para solicitar la mejora en el estado y conservación de las carreteras y que afectan a los ciclistas: limpieza de arcenes, señalización”, dice. También apuestan por la necesidad de señalizar específicamente el mayor número de vías con alta ocupación de ciclistas. Solicitar la creación de más carriles bici en ciudades, así como la mejora del estado de limpieza y conservación de los actuales. En cuanto a las infraestructuras, apuestan la posibilidad de proponer o intervenir en aquellas medidas, desde la fase de redacción de los proyectos de obra, para salvaguardar la seguridad del ciclista. Además, sostiene, apuestan por la necesidad de concienciar a los amantes de este deporte de que la seguridad debe de ser una prioridad, con detalles como incluir elementos reflectantes en las equipaciones con las que salen de ruta y, algo muy importante, la elaboración de un manual, un código repasando las normas de circulación, en una apuesta porque aquellos que van sobre las dos ruedas, “a pelo”, sean los primeros que respetan al prójimo. De esta forma, como deja claro el presidente de la asociación podrán exigir que se les trate de una forma adecuada y medidas para salvaguardar su integridad.