Actualizado
jueves, 16 noviembre 2017
13:50
h
URGENTE

La Escuela de Verano se despide de sus alumnos

Estudiantes, monitores y voluntarios celebran la fiesta de clausura en el salón de actos de la Casa de la Cultura
Ver comentarios
|
07/08/2017
  • CELEBRACIÓN. Alumnos bailan en el escenario del salón de actos en la clausura de la Escuela de Verano.
    CELEBRACIÓN. Alumnos bailan en el escenario del salón de actos en la clausura de la Escuela de Verano.

La Escuela de Verano 2017 celebró su acto clausura el pasado viernes. Un programa que se ha convertido en una indudable tradición de la época estival en el municipio y que tiene como principal objetivo ofrecer una alternativa lúdica y educativa. Este año contó con la participación de ciento doce alumnos, de entre seis y catorce años, que disfrutaron de ella durante un mes entero.

La sede central, este año, estuvo ubicada en el colegio Nuestra Señora de Zocueca de Bailén, donde se desarrolló la gran mayoría de los juegos y actividades. Así, durante este tiempo la escuela de verano realizó actuaciones de dinamización lúdico para fomentar la educación en valores, la participación y las relaciones interpersonales, entre las que destacó la animación a la lectura, con las que trabajaron las emociones y los valores diariamente a través de cuentacuentos, teatro, expresión corporal o educación vial, entre otros.

También llevaron a cabo salidas a la Piscina Municipal y a lugares de interés del municipio como el Museo, el Jardín Botánico y el Centro Guadalinfo. Todo ello finalizó con una fiesta de despedida en la que participaron todos los alumnos, así como monitores y voluntarios con diferentes actuaciones que se alargaron durante dos horas y que hicieron reír y disfrutar a los más de trescientos bailenenses que abarrotaron el salón de actos de la Casa de la Cultura. Entre personajes destacados se encontraban el alcalde de la ciudad, Luis Mariano Camacho y la concejal de Bienestar Social, Igualdad y Salud, Alfonsa García.

Este programa fue posible gracias a la colaboración de la Diputación Provincial de Jaén, que subvencionó el coste del mismo y que hizo posible que contase con cuatro monitores contratadas, con Ciclos Formativos Superiores en Integración Social y Animación Sociocultural, y una coordinadora diplomada en Magisterio. Además de contar con un número importante de voluntarios, que desarrollaron múltiples labores de apoyo al personal técnico.