Actualizado
martes, 19 marzo 2019
13:35
h
URGENTE

“El balneario emplea a 60 familias”

José Carlos Serrano apunta hacia el turismo como un “sector fundamental”
Ver comentarios

Como Sabiote, su hermana de comarca, Canena, tiene en su castillo-palacio a uno de sus grandes embajadores, de tanta belleza y esplendor renacentista como derrocha la fortaleza que Vandelvira levantó para el poderoso secretario imperial Francisco de los Cobos allá por el XVI. No cerca de cinco siglos, sino cuarenta años han bastado para que este encantador municipio de La Loma —uno de los que menos habitantes cuenta de toda la comarca— asistiese a una transformación más que sensible: “Nuestro pueblo ha sufrido un importante avance en servicios públicos, tenemos infraestructuras y la autovía al lado”, celebró su alcalde, José Carlos Serrano Ruiz, quien aplaudió también la apuesta de “la ciudadanía y de los dirigentes” caneneros, a lo largo de cuatro décadas, por su patria chica, la misma que —lamentó—, tiene en la despoblación la peor cara de una moneda que, eso sí, contiene el resultado de un trabajo que se puede comprobar “in situ”: “Antes no había biblioteca, ni escuela de música ni mercado, y en el sector del olivar, nuestras cooperativas destacan”.

No solo eso, que en el capítulo de los logros, mantener la larga tradición termal de Canena a lo largo del tiempo hace sacar pecho al regidor canenero: “Nuestro balneario está a pleno rendimiento y unas sesenta familias del pueblo trabajan allí”, dice, mientras apunta al turismo como un “sector fundamental” en su territorio. Serrano, para quien la cercanía del alcalde con la gente de su municipio “es una suerte”, aseguró que, pese a los avances tecnológicos experimentados en estas cuatro décadas, la relación del máximo dirigente municipal con los suyos, lejos de perder en complicidad, está más viva que nunca: “Ahora, con wasap, las veinticuatro horas del día”, sentenció Serrano.

Sin embargo, afirmó: “Para un ayuntamiento como el nuestro, la implantación de las nuevas tecnologías es un suplicio, no tenemos capacidad para poner en marcha sistemas tan complejos”. “Cuando se implante, será todo más ágil pero, por ahora, no”. Preguntado por una de las “líneas rojas” marcadas por VOX a los partidos que optan a gobernar en Andalucía tras los pasados comicios, el alcalde de Canena fue taxativo: “Dar pasos para volver cuarenta años atrás es una barbaridad, los avances sociales y de protección a la mujer no pueden detenerse”, aseguró Serrano, quien se mostró, también, contrario, a una posible recentralización de competencias. El máximo dirigente municipal canenero reconoció el papel de la Diputación Provincial a la hora de apoyar a estos territorios, pese a ser “de distinto signo político”: “Lo que hace es muy importante para los ayuntamientos, y se ha visto mucho en todos los años de crisis, cuando la Junta ha sido una parálisis; por suerte hemos podido tener a la Diputación”, expresó. A la hora de apostar por una solución ante el desempleo que sufre su pueblo, Serrano instó a retomar la línea de “sucesión cíclica” experimentada en el pasado: “Con la industria de linares y Santana motor y con la industria textil, venían de otros pueblos a trabajar”, y concluyó: “La comarca tiene que industrializarse, ahí está la gran política para lograrlo, pero, la verdad, es que el futuro se ve negro”, dijo.