Actualizado
domingo, 20 agosto 2017
20:12
h
URGENTE

El viento azota con fuerza en Segura

La comarca sufre cortes de luz, caídas de árboles y desperfectos en naves

Las fuertes rachas de viento registradas en la comarca de la Sierra de Segura causaron “estragos” entre los vecinos y numerosos desperfectos en la mayoría de sus trece municipios. La peor parte se la llevaron pueblos como Segura de Sierra o Siles, municipio donde el viento alcanzó los noventa kilómetros por hora y provocó numerosos daños en naves industriales.

La primera en padecer las consecuencias del temporal fue Endesa. Sus trabajadores se afanaron en restablecer el servicio eléctrico, que se vio cortado poco después de las ocho de la mañana. Todos los municipios de la comarca, a excepción de Beas de Segura, Arroyo del Ojanco y Puente de Génave se vieron afectados por la falta de suministro eléctrico, que quedó totalmente restablecido sobre las siete de la tarde. Según informaron desde Endesa, un problema en una subestación de Orcera fue una de las causantes de los apagones, junto con una torreta de Siles, en este caso, porque echaba chispas. Igualmente, el viento hizo que los operarios de la compañía sufrieran dificultades para su arreglo. Asimismo, desde el servicio coordinado de emergencias 112 recibieron una decena de llamadas por caídas de ramas. Así, el viento provocó daños en las pistas de pádel y en una cubierta de las gradas del centro deportivo de Cortijos Nuevos, en Segura de la Sierra. La carretera que une Orcera con Benatae se vio afectada por la caída de ramas de gran tamaño sobre la vía. La fuerza del viento también arrancó de raíz varios árboles en la zona de la cabecera de agua de Orcera. La alerta amarilla que estaba activada en la provincia por rachas de hasta cien kilómetros tumbó el techo de una nave ubicada en el municipio de Siles. En Mancha Real o Castillo de Locubín también hubo algunas incidencias. Afortunadamente, solo hubo que lamentar daños materiales.