Actualizado
sábado, 16 diciembre 2017
22:11
h
URGENTE

Alerta entre los olivareros por la oleada de robos de aceituna

Algunos de los perjudicados hablan de que los ladrones los han arruinado
Ver comentarios
  • VIGILANCIA. Parcelas de olivar ubicadas en el término municipal de Jódar.
    VIGILANCIA. Parcelas de olivar ubicadas en el término municipal de Jódar.

Alarma en Jódar por la oleada de robos de aceituna que se ha registrado en el comienzo de la campaña. Hay constancia de que se han producido, al menos, seis hurtos, casi todos ellos denunciados ante la Guardia Civil. En un municipio en el que la gran mayoría de la población se dedica al campo, no es extraño que tanto los labradores como las cuadrillas de aceituneros estén preocupados por el riesgo que supone afrontar esta cosecha que, ya de por sí, debido a la escasez de precipitaciones, será bastante complicada de sacar adelante.

El galduriense Francisco Rodríguez es uno de los perjudicados. Interpuso la denuncia el pasado jueves. Precisamente, no fue el único agricultor que ese día acudió al cuartel. Explica que, a principios de semana, dio una vuelta por sus olivas y que todo estaba en perfectas condiciones. Sin embargo, cuando el jueves se acercó con la finalidad de dejarlo todo a punto para comenzar la recolección, comprobó que le habían robado la aceituna.

“Se han llevado el dinero de todo un año. Con esta temporada habríamos tenido para afrontar 2018”, explicó. Y agregó: “Cuando las vi no podía pensar que estuviera pasando. La aceituna es para nosotros el principal sustento de la familia y nos han dejado prácticamente sin nada. Además, nos las han destrozado. Tan solo echaremos un par de días, pero podríamos decir que ya la temporada está terminada para nosotros. Poco podremos hacer ahora con unos olivos que, además han sufrido los destrozos ocasionados por los ladrones. Muchas tienen las ramas partidas”.

Juan García también ha sufrido el daño causado por los amigos de los ajeno. “Estoy seguro de que es gente de Jódar porque esto lo hacen por la noche, precisamente cuando el pueblo está durmiendo. No creo que vengan de fuera. Tengo esa impresión”. También afirma que los han dejado sin Navidades. “No hay fiestas. No hay aceituna. No tenemos tampoco ganas de celebrar cuando en realidad no se me va de la cabeza cómo alguien ha podido robar a otra persona”, aclara. Aunque no saben quién ha podido ser, Juan García asegura que prefiere que sean de fuera: “Espero que no sean de Jódar porque aquí nos conocemos todos. Y si es alguien que se dedica a la aceituna y me ha quitado mi temporada, esa persona más que nadie sabe lo que cuesta mantener el campo. Entre riegos, época de labranza y el mantenimiento en las demás etapas del año, se me va un dinero que solo puedo recuperar con mi trabajo. Ahora, por desgracia, no tengo ni dinero ni trabajo”.

La Guardia Civil mantiene abierta la investigación para tratar de aclarar esta oleada de robos que afecta a los olivareros galdurienses. De momento, no han trascendido detenciones. Jódar, que principalmente vive del campo, espera que pronto termine una pesadilla que se está alargando más de lo esperado.