Actualizado
domingo, 20 agosto 2017
20:12
h
URGENTE

La investigación apunta a que el incendio de Segura fue intencionado

  • Cargando reproductor ...

El Dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía, Plan Infoca, continúa realizando labores de refresco en la zona del incendio declarado el jueves en el Paraje Trujala, en Segura de la Sierra (Jaén), que se encuentra controlado desde el domingo por la tarde. La investigación, además, apunta “que ha sido provocado”.

Así lo ha indicado este martes a Europa Press el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Juan Eugenio Ortega, quien ha explicado que el incendio “sigue controlado y va bien, pero quedan todavía raíces y tocones ardiendo”.

Por ello, “quedan varios retenes y tres agentes de Medio Ambiente controlando el incendio” y se llevan a cabo labores de refresco de la zona. Se trata de mantener la vigilancia para que no haya ningún tipo de rebrote de las llamas, de manera que probablemente tardará al menos unos dos días en poder darse por extinguido.

Con respecto a las causas, Ortega ha afirmado que la Brigada de Investigación Forestal está desarrollando las pesquisas y “previsiblemente en esta semana se tengan los primeros informes”, aunque “las pruebas apuntan a que ha sido provocado”.

“En un sitio donde no ha habido tormentas ni ha habido rayos ni nada de eso es porque ha sido provocado; las investigaciones van por ahí”, ha afirmado el delegado, quien ha añadido que “había más de un foco” y “se está estudiando la posibilidad de un tercero”, de modo que ha aludido a “la mano del hombre”.

Según ha señalado, las primeras estimaciones hablan de 830 hectáreas de superficie afectada, si bien es una cifra que debe confirmarse con nuevas mediciones, ya que “han quedado varias islas” de vegetación sin afectar dentro del perímetro, por lo que podría ser “un poco menos”.

El responsable de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha hecho hincapié en que “830 hectáreas significan el 0,4 por ciento del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, que cuenta con 210.000 hectáreas”. En este sentido, ha animado a la ciudadanía a seguir acudiendo a disfrutar del mayor espacio protegido de España.

En cualquier caso, ha avanzando que desde el Gobierno andaluz se actuará en la zona que ha sido pasto de las llamas. Al hilo, ha explicado que los técnicos realizarán una visita para analizar “las distintas posibilidades que hay y los primeros trabajos que hay que realizar” una vez que quede extinguido.

Ortega, además, ha valorado el “trabajo enorme del Infoca” en este área de la provincia, donde se reunieron 26 medios aéreos y más de 350 personas, así como la coordinación entre instituciones para estabilizar en apenas 24 horas un fuego, cuyas consecuencias podrían haber sido peores, ya que “podía haber ido pasado perfectamente al río Madera y la vertiente de Segura”.