Actualizado
martes, 19 septiembre 2017
20:56
h
URGENTE

La Policía Local de Mancha Real tuvo que intervenir en la madrugada del domingo en un aparatoso accidente que terminó con un vehículo empotrado contra uno de los muros del municipio. Los agentes habían dado previamente el alto al conductor del coche accidentado, que excedió la velocidad en la carretera que une Avenida de Andalucía con Calle Galicia, próximo al conocido club Seven, y que estuvo apunto de atropellar a una de las vecinas.

Al no atender a la demanda de detención de la Policía Local, se produjo una persecución por las calles del municipio mancharrealeño. La velocidad a la que conducía el conductor hizo que fuese casi imposible alcanzarle. Sin embargo, a la altura de la calle Tosquilla, con la 28 de Febrero, terminó su recorrido y se empotró contra un muro, lo que provocó grandes desperfectos no solo en su propio coche, sino también en la edificación con la que se estrelló. Fue entonces cuando el delincuente trató de darse a la fuga, pero no llegó muy lejos y fue interceptado por los agentes de la autoridad pocos minutos después del choque.

El conductor, que presentó heridas leves y era vecino de Jaén, fue puesto a disposición judicial y se le imputaron varios delitos como el de conducción temeraria y peligro para la vida o salud de las personas.