Actualizado
martes, 25 abril 2017
12:41
h
URGENTE

Falla “de cine” envuelta en llamas

Miles de personas asisten a la quema de la tradicional Hoguera de San José

Visitantes y vecinos del municipio de Mancha Real volvieron a disfrutar, como cada año, de la tradicional Hoguera de San José. Esta festividad, única en la comunidad andaluza y declarada de Interés Turístico, cumplió su treinta y cinco aniversario bajo el lema “Mancha Real es de cine”.

Los recortes en las ayudas programadas para la fiesta y otros problemas plantearon, desde el inicio de la organización, la posibilidad de no celebrar la reconocida Falla, e hizo peligrar la continuación de una costumbre muy arraigada en el municipio a causa de la ausencia del apoyo había ofrecia hasta ahora la Diputación.

El Ayuntamiento de Mancha Real, en su intento por no perder su costumbre, tomó las riendas de este gran reto. A comienzos de año se pusieron manos a la obra e intentado sacar adelante el programa previsto, que supondría un antes y un después.

Numerosos voluntarios y carpinteros del municipio trabajaron a contrarreloj para construir una falla en un tiempo récord, como si de la película “Misión Imposible” se tratara. Esta edición destacó por ser la más grande en sus treinta y cinco años de historia y también por ser la más austera en cuanto a figuras. La obra se centró en una temática puramente cinematográfica, sus alrededor de cuatrocientos metros cuadrados de planta y más de doce metros de altura invitaron a vivir un sueño, a teletransportarse a la noche de los míticos Oscar americanos. Los protagonistas, como no podía ser de otra manera, fueron los propios mancharrealeños, que quedaron inmortalizados temporalmente, a modo de guiño, en los distintos carteles de las películas.

En el póster de “Volver a empezar” se encontraban la alcaldesa, María del Mar Dávila, y Andres Cubillo “el Choto”; “Posdata, te quiero”, mostraba el amor que siente José Luis Quero por su ciudad; “El club de la lucha”, dedicado al ascenso del Atlético Mancha Real; “Aterriza como puedas”, sobre el vuelo de la octogenaria Rosario; “Paco Manostijeras”, por el recorte que Francisco Reyes hizo al apoyo de la Falla; “El señor de los olivos”, con el concejal Ildefonso Ruiz como protagonista y, como colofón, la película “Misión Imposible: Tiempo Limite” en donde se veía a Pedro Alcaide, diseñador de la Falla; Silvia Cano, concejal de Turismo; Enrique Ruiz, encargado de la pirotecnia y Alberto Molino, de la parte artística de la obra.

La festividad, en sus tres días de celebración, dio a conocer a cuantos vinieron a visitarla los atractivos de Mancha Real a través de su gastronomía, con la actividad de San Patricio que pintó el municipio de verde en apoyo al equipo de fútbol, el museo dedicado a la Falla, conciertos del grupo Acrílicos y La Herida, tributo a Héroes del Silencio y multitud de actividades. Pasadas las ocho de la tarde los nervios, sueños e ilusiones fueron pasto de las llamas ante la atenta mirada de los millares de personas que abarrotaron el recinto ferial.