Actualizado
domingo, 19 agosto 2018
00:04
h
URGENTE

Un gesto altruista que beneficia a la ciudadanía

La Asociación de Empresarios Veterinarios entrega
a la Guardia Civil un lector de microchip de animales
Ver comentarios
|
08/05/2018
  • en familia. José Rodríguez, Raúl Día, Luis Mengíbar y Manuel Antonio de Lorenzo.
    en familia. José Rodríguez, Raúl Día, Luis Mengíbar y Manuel Antonio de Lorenzo.

El puesto de la Guardia Civil de Mancha Real, dependiente de la Comandancia de Jaén, ya cuenta con un lector de microchip propio gracias a un gesto desinteresado por parte de la Asociación Jiennense de Empresarios Veterinarios Clínicos (Ajevet).

Hace unas semanas el presidente, Manuel Antonio de Lorenzo, se puso en contacto con el sargento, Raúl Díaz Parreño, para comunicarle su intención de donar de manera altruista un lector para que este cuerpo de seguridad pueda hacer uso de él en su labor diaria, por ejemplo a la hora de confeccionar Fodas (formato para la obtención de datos) por accidentes de circulación en los que hay animales domésticos implicados.

Ajevet tiene por objeto la defensa, representación, gestión y negociación de los intereses económicos, laborales y sociales de los veterinarios jiennenses, así como su formación continua, asesoramiento al colectivo, etcétera. Entre las labores sociales que realiza esta asociación, se encuentran la colaboración con los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado cuando estos trabajan con animales.

En las últimas semanas, casualmente, el puesto de la Guardia Civil de Mancha Real tuvo que gestionar varios casos en los que estaban implicados animales de diversas especies y, al no contar con el material necesario para la obtención de datos de los dueños, en definitiva al no tener un lector de microchip, tuvieron que solicitar la ayuda a agentes de la Policía Local de Mancha Real, así como del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) para que pudieran ser localizados los titulares y poder realizar las diligencias oportunas en cada caso.

A partir de ahora no será necesario pedir estas colaboraciones, ya que desde el viernes pasado, la Benemérita cuenta con su propio lector tecnológico.