Actualizado
domingo, 10 diciembre 2017
16:05
h
URGENTE

Voces unidas para pedir un mundo en paz y sin violencia

Movilización del alumnado de los centros de Primaria y Secundaria en recuerdo de la figura de Gandhi

Los alumnos de los colegios de Mancha Real son embajadores del programa Soñadores de la Pa” para celebrar el Día Escolar de la No violencia. Los pupilos y sus profesores de los centros de Infantil y Primaria San José de Calasanz, Sixto Sigler, San Marcos y el instituto Peña del Águila se unieron recorrieron diferentes calles con pequeñas pancartas en los que se leían mensajes pacifistas.

Hasta la Plaza de la Consitución de concurrieron multitud de estudiantes, docentes, familiares y vecinos que se unieron a los representantes del Ayuntamiento para tan emotiva celebración.

La alcaldesa del municipio, la popular María del Mar Dávila, comenzó el acto conmemorativo con unas palabras en favor de la paz y contra cualquier tipo de violencia. “Hay demasiadas imágenes de guerra, de niños ensangrentados, de padres llorando la perdida de sus hijos, familias rotas y destrozadas por el dolor”, manifestó la responsable. Dávila hizo hincapié en que la efeméride no solo se debería celebrar una sola jornada sino diaramente y que todas las personas debería contribuir para que en el mundo se erradique el sufrimiento. Después de las palabras de la responsable, los alumnos de los colegios mancharrealeños subieron, de manera gradual, hasta el templete de la Plaza de la Constitución para leer una serie de escritos en los que pedían que la sociedad se centre en las cosas importantes de la vida —como la igualdad, el respeto, la libertad y la ausencia de violencia—. Entre otras reivindicaciones, los menores del municipio dijeron: “Queremos ser constructores de la Paz, ese es nuestro sueño”.

Para cerrar la conmemoración del Día de la Paz y No Violencia, en recuerdo de la muerte de Gan- dhi en el año 1964, todos los alumnos interpretaron la canción “Imagine” de John Lennon, con lenguaje de signos. De vuelta a sus respectivos centros, de enseñanza, volvieron a leer los manifiestos por la paz, momento que sirvió de punta de partida para una jornada lúdica con bailes, juegos y actividades en la que participó toda la comunidad educativa.

Entre otras actividades en conmemoración del Día de la Paz el colegio Sixto Sigler celebró una carrera solidaria en el estadio de La Juventud en donde los escolares de cada curso compitieron por una buena causa, ayudar a la organización no gubernamental Quesada Solidaria, mediante la recaudación de dinero entre las familias con el fin de colaborar con los proyectos que pone en marcha, a lo largo de todo el año, en países desfavorecidos. De esta manera, la convocatoria contra la violencia adquirió tintes altruistas mediante el apoyo económico a una buena causa abanderada desde Jaén.