Actualizado
martes, 17 julio 2018
20:50
h
URGENTE

Convenio para los menores infractores

Víctor Torres asegura que treinta jóvenes del municipio realizan trabajos en beneficio de la comunidad cada año
|
11/01/2018
  • Sentencia. Víctor Torres y Ana Cobo ratifican el acuerdo de colaboración
    Sentencia. Víctor Torres y Ana Cobo ratifican el acuerdo de colaboración

El alcalde de Martos, Víctor Torres, renueva, junto a la delegada del Gobierno, Ana Cobo, el convenio que permite a los menores infractores prestar servicios en beneficio de la comunidad después de haber cometido un delito. “Es un acuerdo con el que facilitamos a los jóvenes infractores de la comarca que puedan realizar sus trabajos en nuestro municipio”, señala Víctor Torres, que, además, asegura que en estos momentos la ciudad de la Peña cuenta con un menor acogido a este compromiso. “En Martos son, anualmente, 30 los jóvenes que realizan estos trabajos, que son fundamentalmente labores de mantenimiento, servicios y voluntariado, entre otras muchas”, apunta el alcalde de Martos. En definitiva, una serie de acciones que buscan poner en valor “el mandato constitucional de la reinserción, en el cual personalmente sigo creyendo”, asegura el dirigente municipal.

Asimismo, según palabras del alcalde, el convenio igualmente fue firmado con la Delegación del Gobierno para el caso de personas más adultas, “donde también contamos con un número importante de personas que realizan sus trabajos en beneficio de la comunidad”. Por su parte, la delegada del Gobierno señala que el requisito indispensable para firmar el acuerdo con cualquier Ayuntamiento es que en el año anterior hubiese al menos tres menores con sentencias en las que deben prestar este tipo de servicios.

“Se trata de una medida impuesta por el juez con carácter sancionador a aquellos menores que han cometido las antiguas faltas, que ahora son delitos leves o de escasa importancia en el Código Penal, y que se orientan a la reeducación del menor para que vuelva a la sociedad con normalidad”, explica Cobo. Tras incidir en que es necesario que el beneficiario sea consciente de que el hecho cometido no puede volver a producirse, la delegada valora “los buenos resultados de esta medida, ya que el 80% de estos menores no vuelven a delinquir”. Al año son 300 menores los que cometen delitos leves.