Actualizado
martes, 17 octubre 2017
20:30
h
URGENTE

Bando municipal para que se extreme el ahorro de agua

El Ayuntamiento busca la eficiencia energética en los edificios públicos
Ver comentarios
|
07/07/2017
  • REUNIÓN. Los concejales Blas Alabarce y Miguel Ángel Sedeño, rodeados de técnicos municipales.
    REUNIÓN. Los concejales Blas Alabarce y Miguel Ángel Sedeño, rodeados de técnicos municipales.

El alcalde, Juan Bravo Sosa, publicó un bando solicitando a los vecinos de la ciudad que extremen las medidas de ahorro de agua con motivo de drástica merma actual de las reservas. El Ayuntamiento de Mengíbar presentó los proyectos que tiene sobre la mesa para conseguir un mayor aprovechamiento y eficiencia energética en las instalaciones municipales. Hay varios ejes de intervención: el Edificio de Usos Múltiples, conocido como el “Museo”; las instalaciones deportivas del pabellón y el campo de fútbol, y el cementerio, entre otras dependencias públicas municipales. El objetivo es triple, según los concejales Miguel Ángel Sedeño y Blas Alabarce, delegados de las áreas de Servicios y Urbanismo y Medio Ambiente, respectivamente: “Ahorrar en la factura, promover un consumo más eficaz y reducir las emisiones de CO2”, o dióxido de carbono.

El primero de los edificios afectados por estos proyectos es el del “Museo”, donde se prevén varias intervenciones, como actuar en el envolvente del edificio (cambio de ventanas para hacer un puente térmico), sustituir la caldera por una de pélez y, la más importante: la instalación de placas fotovoltaicas que generarán hasta un tercio de la energía consumida. Por su parte, también se quieren tocar los focos del pabellón “Sebastián Moya Lorca” y del estadio “Ramón Díaz López”, donde se cambiarían las actuales luminarias por unas de led, además de los envolventes de los edificios. En el cementerio municipal, se sustituirían las actuales lámparas por otras más eficientes y se crearía una regulación de flujos de luz en función de los horarios, logrando un ahorro de casi el 80 por ciento del consumo. Además, en el Juzgado y la Casa de la Cultura se mejorarán las envolventes térmicas.

Los responsables de la Administración local llevan semanas de reuniones con técnicos municipales, de empresas y consultoras energéticas con el fin de dar forma a este ambicioso proyecto que se suma a la estrategia de “SmartCity” que el equipo de Gobierno considera “prioritaria” para Mengíbar. Para sufragar estos trabajos se utilizarían diferentes subvenciones, más la aportación de las arcas municipales. “Esperamos que en los próximos meses podamos empezar a ver que estos proyectos son una realidad”, dice el concejal de Servicios, Miguel Ángel Sedeño. En esta línea, el edil de Medio Ambiente, Blas Alabarce, apostilla: “No sólo hablamos de dinero, sino también de contaminar menos”.