Actualizado
domingo, 24 marzo 2019
15:35
h
URGENTE

La Junta anuncia acciones en la presa de Iberdrola en el Zumeta

Trasladará “en cuestión de días” la autorización a la Confederación del Segura
Ver comentarios
|
07/03/2019

Parecen asomar ya hilos de los que tirar y desentrañar la maraña que conforman los niveles de responsabilidad de las diferentes administraciones y la lentitud de la burocracia para dar solución a la desecación del Zumeta a su salida de la presa de La Vieja por parte de Iberdrola. Un problema “escondido” desde hace décadas en pleno corazón de Segura, en el espacio protegido más grande del país, sin que se haya actuado por parte de la Confederación Hidrográfica del Segura, la Junta de Andalucía y la administración castellano-manchega. Fue en la primavera pasada cuando la Asociación para la Conservación Piscícola y de los Ecosistemas acuáticos del Sur interpuso denuncias ante los tres organismos competentes y, más tarde, inició una campaña para dar a conocer la verdadera “barbarie” que se comete en este recurso ambiental de primer orden, como la calificó su secretario, Antonio Guirao, en las páginas de este periódico, a principios de diciembre.

Reivindicaban la necesidad de restaurar un caudal ecológico, cuestión que viene impuesta por ley. Ante la aparición en prensa, Iberdrola anunció que tenía un proyecto con una inversión de 160.000 euros para solucionar la situación, a la espera de la autorización de la Confederación. Esta última aseguró, a mediados de diciembre, ya haberla firmado.

Y precisamente en ese mes, el día 18, como confirma la delegada de Agricultura, Ganadería Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta, Soledad Aranda, a Diario JAÉN, fue cuando recibió la Delegación de la extinta Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio la solicitud de autorización de la Confederación Hidrográfica del Segura, para que Iberdrola pueda ejecutar las obras que permitan restablecer el caudal ecológico en el Zumeta. No hay que olvidar que esta actuación se realiza dentro del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, la mayor superficie protegida de España y responsabilidad de la Administración autonómica andaluza.

Este proyecto, como apunta Aranda, además, afectará no solo a la presa de La Novia o La Vieja, en la que funciona la central de Iberdrola y bajo la que el Zumeta dejó de correr hace más de medio siglo, sino también al Anchuricas. “Desde la Delegación se pidieron informes ampliados a la directora del parque por ser una zona de especial protección”, apunta la responsable de la Junta. Y estos, con un posicionamiento favorable para actuar en ambos pantanos, se remitieron de vuelta a Jaén el 18 de febrero. Así, la contestación para la Confederación del Segura, como explica Aranda, en la que se autorizan las obras que debe ejecutar Iberdrola, está preparada y se trasladará “en cuestión de días”. “El asunto medioambiental está subsanado”, reconoce. Ahora, para el inicio de las actuaciones, es también precisa la licencia municipal, en este caso, del Ayuntamiento de Santiago-Pontones, en cuyo término están las presas. “Una vez que todo este proceso esté finalizado, con todas las autorizaciones, no debe dilatarse el inicio de las obras”, apunta. Más cuando el proyecto, como reconoce, está de noviembre de 2017, aunque la petición de la Confederación a la Junta no llegara hasta el pasado diciembre. “Estaremos vigilantes. Hablamos del mayor espacio protegido y es fundamental que se posibilite la recuperación del caudal para que habiten las especies de este ecosistema”, asegura.

El Defensor del Pueblo admite a trámite la queja de Acpes contra la Confederación del Segura

La lucha de la Asociación para la Conservación Piscícola y de los Ecosistemas acuáticos del Sur para dar a conocer y, sobre todo, para exigir a las administraciones y a Iberdrola que solucionen el problema del Zumeta, varios kilómetros más arriba de las Juntas de Miller, es titánica. Llevan meses llamando a las puertas de las diferentes instituciones para pedir explicaciones y documentación, pero no siempre hallan respuesta.

El último paso que dio este colectivo conservacionista fue presentar un escrito de queja ante el Defensor del Pueblo contra la Confederación Hidrográfica del Segura por no aportar la información relativa a la desecación del Río Zumeta por parte de Iberdrola. La asociación hizo público días atrás que esta queja ha sido admitida a trámite, en un documento remitido por la institución firmado por el propio defensor en funciones, Francisco Fernández Marugán. En este anuncian que, iniciada la actuación con el organismo de cuenca, se dará cuenta del contenido de la información que se reciba y de los trámites realizados.

Fue el pasado otoño cuando Acpes hizo llegar a la Confederación del Segura la exigencia de la paralización del uso del caudal del Río Zumeta para la central hidroeléctrica de Miller, propiedad de Iberdrola, como solicitud de la medida cautelar que pretende impedir que Iberdrola continúe con la delegación de un río de altísimo valor ecológico hasta que disponga de los sistemas de control exigidos en su concesión y en la legislación vigente.