Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
20:37
h
URGENTE

Espaldarazo al Bosque de la Bañizuela como monumento

La Junta de Andalucía apoya la promoción y conservación del enclave
Ver comentarios
|
06/07/2018
  • BOSQUE. Pilar Salazar y Paqui Medina, durante su visita al Monumento Natural.
    BOSQUE. Pilar Salazar y Paqui Medina, durante su visita al Monumento Natural.

La delegada de Cultura, Turismo y Deporte, Pilar Salazar, visitó el Bosque de la Bañizuela, acompañada de la alcaldesa, Paqui Medina, para comprobar el trabajo de señalización que se llevó a cabo en este Monumento Natural, que fue subvencionado por la Junta de Andalucía mediante una línea de ayudas enfocadas al fomento de intervenciones de recuperación y restauración de infraestructuras del patrimonio natural local.

La delegada subrayó “el excelente trabajo” que realizó el Ayuntamiento con esta subvención de la Consejería de Turismo de 6.000 euros. Concretamente, detalló que se dotó e instaló señalización turística en este entorno, con seis paneles interpretativos que ofrecen información exhaustiva al visitante. Además, se realizó una guía de turismo sostenible, con la información ambiental más relevante y una recopilación de la cartografía de este espacio.

La alcaldesa agradeció la sensibilidad y compromiso de la Junta para colaborar con los Ayuntamientos en la puesta en valor de los espacios naturales. “Sin las aportaciones del Gobierno autónomo sería muy complicado llevar actuaciones que redunden en la promoción, conservación y puesta en valor de este rico patrimonio natural, un enclave de una extraordinaria singularidad, riqueza y belleza, muy querido por la ciudadanía de nuestro pueblo”, aseguró Paqui Medina. El “Bosque de la Bañizuela” fue declarado Monumento Natural en 2010.

Se trata de una singular formación boscosa, con 2,32 hectáreas de extensión, actualmente dominado por una rica masa forestal mediterránea esclerófica (vegetación con árboles y arbustos adaptados a largos periodos de sequía y calor). A pesar de su reducida extensión, y de estar ubicado en un ombroclima seco, cuenta con un alto número de especies de singular belleza, propias de climas subhúmedos. Salazar hizo hincapié en que “su composición vegetal es una de sus singularidades de gran valor natural y didáctico”. En este paraje se encuentran ejemplares de mucha antigüedad, lo cual le aporta interés Así, se pueden observar especies vegetales muy variadas, tales como quejigo, coscoja, durillo, jazmín amarillo, clemátides, madreselva, así como una gran variedad de árboles y arbustos, entre los que destaca el Arrayán de La Bañizuela, un ejemplar catalogado como singular, porque tiene un tamaño y grosor en su tronco más grande del habitual, asemejándose más a un árbol que a un arbusto.