Actualizado
domingo, 21 octubre 2018
16:04
h
URGENTE

Críticas populares a la seguridad en “San Miguel”

El Partido Popular denuncia la merma de efectivos que han velado por la seguridad durante la feria
  • SEGURIDAD. Patrulla de Policía Nacional a caballo por una de las calles del real de la feria de San Miguel.
    SEGURIDAD. Patrulla de Policía Nacional a caballo por una de las calles del real de la feria de San Miguel.

El coordinador general de Seguridad Ciudadana del Partido Popular de Úbeda, Juan Almagro, realizó un balance de la “multitud de carencias” que, en su opinión, ha presentado la Feria de San Miguel 2018. “Hemos detectado tantas deficiencias en diferentes parcelas, que esta no será la única intervención que hagamos sobre estas fiestas”, señaló Almagro.

Tal y como explicó el coordinador general de Seguridad Ciudadana popular, la “nefasta gestión del equipo de Gobierno” ha derivado en una feria “insegura” que “es el resultado de la mala planificación del Partido Socialista, más preocupado por salir en la fotografía que por la ciudad”. En este sentido, asegura: “Este equipo de Gobierno ha tirado la friolera de 600.000 euros a la basura, porque esta feria ha puesto sobre la mesa que, en un futuro inmediato, habrá que reestructurar de nuevo el recinto ferial, tal y como ya advirtió el Partido Popular en su día”.

Almagro centró la atención en los “problemas de seguridad” que han presentado las calles de las casetas, que calificó de “auténticas ratoneras, con espacio insuficiente y que derivan en situaciones como las vividas durante la pasada feria y en las que la Policía no tuvo fácil acceso para poner orden en un altercado ocurrido el sábado”. A ello, prosiguió el coordinador de Seguridad Ciudadana, se le suma la reducción en el número de efectivos que han velado por la seguridad ciudadana durante las fiestas patronales, así como la “pésima” distribución de los mismos. “Se ubicó una patrulla en la Autovía, desperdiciando a dos agentes en una zona en la que tiene competencia exclusiva la Guardia Civil y, además, hemos contado con una patrulla menos, que ha sido sustituida por un vigilante de seguridad”. A esto añadió: “A la falta de efectivos, se sumó la lamentable distribución de los agentes y las instalaciones propias de la feria”. Al respecto, calificó de “deplorable y poco sentido común” la colocación de los servicios públicos justo en la salida de los servicios de seguridad.

Almagro también criticó que se haya permitido el botellón en las puertas de las casetas y la venta incontrolada de productos falsos en el ferial, lo que conlleva una clara competencia desleal hacia el autónomo y mediana empresa.

Por último, Juan Almagro aseveró: “No hay ninguna duda de que esta feria se ha saldado sin incidentes por casualidad, porque carencias han existido y muchas”.