Actualizado
sábado, 18 noviembre 2017
15:31
h
URGENTE

El servicio de guardería rural ya está en marcha

Un proyecto muy demandado por los agricultores para evitar daños y robos en los olivares del municipio
  • OLIVAR. Javier Gámez y Miguel Sánchez, junto con los miembros del servicio de guardería rural.
    OLIVAR. Javier Gámez y Miguel Sánchez, junto con los miembros del servicio de guardería rural.

El equipo de Gobierno continúa cumpliendo los objetivos marcados en su programa electoral, así como con las demandas y sugerencias hechas por la ciudadanía y, en este caso en particular, por el sector de la agricultura. En concreto se trata de la puesta en marcha de la guardería rural. Una iniciativa que comenzó el pasado 1 de septiembre y cuyo objetivo es vigilar los caminos rurales para evitar que se produzcan “robos o daños” en el olivar, como explicó el responsable del área de Agricultura, Javier Gámez. El edil manifestó que era un compromiso adquirido con los agricultores poner en marcha este proyecto durante la presente legislatura. Asimismo recordó que se prestó el servicio durante la pasada temporada, pero que, tras salir a licitación el concurso, este quedó desierto. De ahí que volviera a salir y resultase adjudicado a la empresa Alcor, según explicó Gámez. “Desde la Administración local, pretendemos que el coste para los agricultores sea mínimo”, añadió. Además, en este punto aclaró que el servicio antes era asumido por las cooperativas, pero que el equipo de Gobierno “entiende” que esta acción no solo debe ceñirse a la campaña de aceituna, sino que tiene que ofertarse a lo largo de todo el año. Por ello, tras la licitación, el Ayuntamiento se hará cargo del coste de este servicio para vigilar los caminos rurales del término municipal de Úbeda. “Durante todo el año habrá un servicio permanente y en la campaña de aceituna se intensificará el número de efectivos que presten el servicio”, puntualizó el edil. También explicó que, por el momento, se han contratado tres guardas rurales, vecinos del municipio. Asimismo, el responsable de Agricultura comentó que el Gobierno local ya ha preparado la coordinación con las fuerzas y cuerpos de seguridad, como la Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local, y se estima que se celebren unas tres reuniones de seguimiento al año más la correspondiente a la época de recogida de aceituna, periodo en el que “más afluencia de robos” se registran, según Gámez.

También se mantendrán reuniones con cooperativas, agricultores y comunidades de regantes para que indiquen las zonas que más vigilancia necesitan. “El servicio se irá prestando a demanda dentro de las condiciones que plantea el pliego de condiciones. Es un servicio que durante muchos años se ha querido poner en marcha y que, finalmente, ya es una realidad”, aseveró el concejal.

En cuanto al coste del servicio, el edil adelantó que la ordenanza fiscal que regula la guardería rural se encuentra ya al cobro, aunque sostuvo que este año solo se cobrará los meses prestados.