Actualizado
jueves, 23 marzo 2017
19:19
h
URGENTE

Herramientas para favorecer el crecimiento empresarial

Alciser organiza un taller para aprender a fomentar la productividad de los negocios y del propio emprendedor
  • CURSO. Asistentes al taller de trabajo organizado por Alciser para favorecer el crecimiento empresarial.
    CURSO. Asistentes al taller de trabajo organizado por Alciser para favorecer el crecimiento empresarial.

La Asociación Local de Comercio, Servicios e Industria (Alciser) realiza, a lo largo del año, distintas actividades, tanto comerciales como formativas, para que los miembros que pertenecen al colectivo puedan obtener activos para invertir, de nuevo, en sus negocios. También para que conozcan cómo sacar la máxima rentabilidad a sus empresas. Para participar en las campañas es necesario adherirse y asumir una serie de costes mientras que la inscripción de los cursos formativos suele ser gratuita.

La última actividad se llevó a cabo en el salón de actos del Centro de Interpretación “Olivar y Aceite”. El colectivo está muy comprometido con el tejido asociativo de la ciudad, ya que no solo realiza sus propias actividades de promoción y formativas, sino que participa de cuantas actividades culturales o formativas les proponen, además de ceder sus espacios a las asociaciones de la ciudad que así se lo demanden.

La asociación trabaja para que sus miembros se reciclen y estén continuamente formándose. De ahí la importancia de actividades como el taller de trabajo denominado “Orientarse a la productividad y la consecución de los resultados”, realizado en colaboración con SLI & LMI. El curso estuvo dirigido a gerentes y empresarios. La duración del taller de trabajo fue de 4 horas y, durante ese tiempo, los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer herramientas mediante las cuales poder mejorar su productividad personal.

El responsable de conducir el curso fue Luis Miguel Lechuga Torres, un profesional de reconocida trayectoria empresarial y miembro de LMI, quien subrayó que para obtener los resultados deseados lo ideal es trabajar los puntos recogidos en el programa con un grupo reducido. “Pues solo así se puede garantizar el desarrollo de un plan individual para los asistentes e identificar cuáles son las deficiencias que impiden el progreso del negocio”, puntualizó Lechuga. Así, el taller se dividió en tres partes. En primer lugar, se procedió a definir y comprender una serie de conceptos, para después pasar a la identificación de actividades de máxima rentabilidad (AMR) que serán los que, a la postre, generen beneficios. Una vez identificadas las AMR, se pasó a la definición de metas para la consecución de resultados y, finalmente, pero no por ello menos importante —indican— se realizó la planificación inteligente orientada a la consecución de resultados.

La segunda parte del curso se centró en identificar cuál es el problema que impide progresar y desarrollar todo el potencial al negocio, una vez conocido, se extraen una serie de conclusiones y se evalúan. Para concluir el curso, se realizó una entrevista personal.

En esta jornada formativa se persiguieron, entre otros objetivos, comprender una serie de conceptos básicos y vitales para el buen funcionamiento y desarrollo tanto del negocio como del gerente de la empresa. “Al mismo tiempo, esta actividad generará a los participantes un aumento en la mejora de la calidad de vida”, señaló Luis Miguel Lechuga.