Actualizado
sábado, 18 noviembre 2017
15:31
h
URGENTE

Nexo entre oriente y occidente

Iniciativa “gastro-cultural” para dejar patentes los lazos existentes entre las culturas de Japón y la provincia

Cientos de personas de todas las edades pasaron por la sala Pintor Elbo para admirar una muestra con un centenar de bonsáis, la mitad de ellos de distintas variedades de olivos. Es el resultado de los trabajos de los alumnos de la Fuji Kyookai Bonsái (FKB), una escuela de vanguardia de Marbella (Málaga). La primera edición de la Muestra Cultural de Bonsáis Ciudad de Úbeda se celebró a lo largo de tres días. Se trataba de una actividad organizada por la entidad educativa en colaboración con la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento y el Centro de Interpretación Olivar y Aceite.

La muestra trató de evidenciar los lazos de unión existentes entre la cultura japonesa y la jiennense, pues los bonsáis pueden vivir varios siglos como algunos de los olivos centenarios que crecen en los campos jiennenses, de los que se obtiene un excelente aceite virgen extra, demandado dentro y fuera de España.

Paralelamente a la exposición, el público tuvo la ocasión de disfrutar de demostraciones culinarias en directo, con una fusión entre la cultura japonesa y la jiennense, a cargo de Marcos Castillo, cocinero del Hotel Rosaleda de Don Pedro; talleres del arte del bonsái y conferencias, así como catas de selectos vírgenes extra con maridaje, impartidas por los técnicos del Centro de Interpretación Olivar y Aceite.

La original convocatoria contó con la presencia de Massimo Bandera, maestro internacional de bonsái de Italia; Gracia Bajo, coor- dinadora de la FKB y Miguel Martínez Massa, director de la Cámara de Comercio Hispanojaponesa. Además hubo prensa nipona especializada en actos sociales referentes al “oro líquido”.

Massimo Bandera ofreció, el viernes por la tarde, una conferencia titulada “Cuentos Bonsái: la vanguardia en la tradición”, en la que compartió anécdotas y cuentos para dirigida a quienes aun no conocen la técnica para cultivar árboles diminutos ni todo el universo que se crea a su alrededor, con el objetivo de que pudieran empezar a entender el espíritu bonsái, “que al final es de amor hacia la naturaleza”, según subrayó Bandera. Igualmente el sábado, en horario vespertino, el maestro de renombre internacional acompañado de su discípulo, Antonio Jesús Fernández, hizo una demostración del diseño y formación de un bonsái a partir de material recuperado.

Asimismo, para clausurar la muestra, ayer, la escuela promovió una rifa benéfica, pues cada año la FKB organiza una gala solidaria para entregar la recaudación a un colectivo o asociación. En esta ocasión se sorteó una cesta con productos donados por empresarios de la zona, valorada en 1.500 euros. La recaudación íntegra obtenida de la rifa fue entregada a Úbeda Red Solidaria, que agrupa a siete entidades, que a diario trabajan para atender las necesidades básicas de familias de la ciudad de los Cerros.