Actualizado
miércoles, 18 octubre 2017
12:16
h
URGENTE

Presentación del virgen extra de arbequina de Spiritu Santo

Buena acogida al aceite con intenso aroma a almendra, aceituna y plátano
  • PROYECTO. Soledad Román e Isabel Cabello junto a María Molero y Juan Molina, gerentes de Spiritu Santo.
    PROYECTO. Soledad Román e Isabel Cabello junto a María Molero y Juan Molina, gerentes de Spiritu Santo.

El Cortijo Spiritu Santo, socio del Centro de Interpretación Olivar y Aceite, presentó en sus instalaciones un nuevo producto, un zumo de máxima calidad de la variedad arbequina. El acto iba en la línea del centro de apostar por la promoción y la divulgación del virgen extra, además de entender que los miembros son el motor del proyecto, por lo que se colabora con ellos en cualquier iniciativa que proponen o emprenden. “Para nosotros es todo un orgullo que uno de nuestros socios elija nuestras instalaciones para la presentación oficial de su nuevo producto”, señaló Javier Gámez, el presidente.

Gámez destacó el valor de esta empresa familiar ubetense como uno de los modelos que impulsan la calidad, además de conseguir valor añadido que consiguen con sus diseños y el “packaging”, que es el modo en que se envasa o embala el producto para lograr un matrimonio perfecto con las demás industrias afines a este sector, de manera que se cree riqueza en la ciudad, su comarca, y por extensión, en la provincia, concluyó el dirigente de la entidad.

Juan Molina, gerente de Cortijo Spiritu Santo, manifestó: “Es un día muy especial. Estamos acompañados de grandes amigos para presentar un virgen extra de la variedad arbequina”. En la puesta de largo, los representantes de la marca explicaron la historia, las características y el desarrollo que le darán a sus productos a partir de este momento. Molina explicó que se trata de un producto exclusivo y ecológico, del cual solo se han sacado al mercado mil botellas. “Una recolección que hemos realizado en el momento óptimo de maduración y con una cuidada molturación”, subrayó el responsable.

Además, María Molero, dueña de Cortijo Spíritu Santo, junto con Molina, realizó un maridaje ofrecido en la zona de cocina del centro. En concreto elaboró dos platos y un postre para hacer una cata del producto aplicada y, así, encontrar diferencias al elaborar las distintas recetas con una u otra variedad de aceite. Un gazpacho, una ensaladilla rusa y un yogur griego con frutas y aceite se combinaron con las dos variedades de Spíritu Santo. Previamente se realizó una cata de los dos AOVE obtenidos en la finca de Úbeda para que el público conociera las cualidades de ambos aceites.

El producto presentado tiene intenso aroma a aceituna madura, almendra, compota de frutas y destaca los matices que recuerdan al plátano. Se trata de un artículo de oliva virgen extra dulce con un picante moderado.

En cuanto a la marca y su etiqueta se mezclan tradición, historia, cultura y pasión, los cuales se unen en este producto. Isabel Cabello, del estudio de diseño Cabello&Mure, fue la elegida, otra vez, para “vestir” este nuevo producto alimenticio ubetense, con un carácter más suave, como queda patente en los colores utilizados en la etiqueta de los envases.