Actualizado
sábado, 16 diciembre 2017
22:11
h
URGENTE

Terminan la restauración de “La educación de la Virgen”

El grupo HUM 476 de la Universidad de Sevilla se encarga de la recuperación
  • PATRIMONIO. Francisco Sánchez Concha y Elena Rodríguez junto al cuadro “La educación de la Virgen”.
    PATRIMONIO. Francisco Sánchez Concha y Elena Rodríguez junto al cuadro “La educación de la Virgen”.

La Ciudad de Los Cerros recupera, poco a poco, parte de su historia a través de la rehabilitación y puesta en valor de algunos cuadros del fondo pictórico que posee la Administración local. Este año, en concreto, y en virtud del convenio de colaboración firmado con el Departamento de Investigación 467 de la Universidad de Sevilla, se restauró la obra pictórica “La educación de la Virgen”, una pieza que podrá admirarse en la sala Pintor Juan Esteban del Hospital de Santiago hasta el próximo 27 de octubre, emplazamiento en el que los visitantes podrán ver el trabajo de este grupo de restauradores, pues de las paredes cuelgan fotografías tomadas durante las labores de renovación de la misma.

El cuadro es de autoría desconocida, pero tras las labores de limpieza realizadas por el grupo de restauradores, se encontró parecido con la obra matriz de Rubens, de 1625. Por este motivo, la datación de la obra restaurada se sitúa entre 1630 y 1650. Según explicó Francisco Sánchez Concha, profesor del Departamento de Pintura de la Universidad de Sevilla y director de la II Campaña de Restauración, se trata de una muy buena autoría por dos sencillos motivos.

El primero, por el espacio para el que se encarga, el Hospital de Santiago, para el que contrataron a los mejores artistas de la época, ya que el donante disponía de medios para ello. El segundo, por la minuciosidad y similitud del trabajo, salvo que la pieza está invertida con respecto a la original, en la que hasta las uñas de San Joaquín presentan suciedad después de un día de trabajo.

Se trata de un lienzo del que pocas personas tenían conocimiento, ya que permaneció oculto durante algo más de 30 años detrás de las cortinas del Auditorio del Hospital de Santiago. “Yo lo descubrí durante la legislatura de 2007/2011, por casualidad, al mover las cortinas para ver el estado que presentaban las paredes por el efecto de la humedad. Vi que había un cuadro de grandes dimensiones y que estaba en tan mal estado que no pensé que pudiese recuperarse. Fue el año pasado, hablando con el director y coordinador de la campaña de restauración, Francisco Sánchez y Cándido Baquero, respectivamente, y tras acordar seguir colaborando, cuando propuse restaurar el cuadro hallado. Ellos aceptaron el reto, y para mí fue una gran alegría porque representaba recuperar un pedacito de nuestro patrimonio, que a punto estuvo de desaparecer”, manifestó la concejal de Cultura, Elena Rodríguez.

Por su parte, Sánchez Concha explicó que para la restauración se utilizaron los últimos materiales del mercado, los más inofensivos tanto para la obra como para los restauradores. Los trabajos de rehabilitación del cuadro se realizaron en dependencias municipales, para que todas las personas que quisieran pudieran seguir la evolución de este proceso.