Actualizado
domingo, 24 septiembre 2017
11:01
h
URGENTE

Un reconocimiento histórico

Diario JAÉN entrega mañana la primera medalla con imágenes de los dos patronos locales
Ver comentarios
|
13/09/2017

Los vecinos del municipio jiennense de Villacarrillo disfrutan de unos días en los que las celebraciones y la más antigua tradición caminan juntos durante la Feria y Fiestas en honor de los patronos, el Santísimo Cristo de la Veracruz y Nuestra Señora del Rosario. Ayer finalizó uno de los grandes atractivos de estas fiestas, los encierros de reses bravas, pero el día grande de la feria de Villacarrillo será mañana, con la procesión de las imágenes de los patronos por las calles del municipio. Diario JAÉN quiso estar presente en esta primera parte de las fiestas y presentó, en el Paseo del Santo Cristo, la primera medalla que el periódico hace con las imágenes de ambos patronos. Esta es una promoción para todos los vecinos de Villacarrillo que Diario JAÉN llevará mañana a diferentes puntos de venta y algunos de los lugares más concurridos del municipio en una edición exclusiva del periódico. Para la presentación de estas medallas, el director de Diario JAÉN, Juan Espejo, se reunió entre el bullicio de las celebraciones con el alcalde, Francisco Miralles, la concejal de Festejos, Francisca Hidalgo, el párroco del municipio, Andrés Najera, el hermano mayor de la Real Archicofradía del Santísimo Cristo de la Veracruz y Nuestra Señora del Rosario, Francisco José Jiménez, el vicehermano mayor, Ángel Castillo y el resto de miembros de la junta directiva de la archicofradía.

En este acto simbólico en el que la cofradía mostró su sede a Diario JAÉN, el hermano mayor, destacó: “Aquí tenemos una tradición de casi 600 años de fervor a la Veracruz, nosotros seguimos la labor de nuestros antepasados y queremos que siga así por muchos años más. En estas fiestas nos divertimos y estamos a gusto con todos nuestros amigos y familiares, pero también tenemos un rato para la procesión y la verdadera fiesta, que es acompañar al Cristo y a la Virgen en estos días de feria que tenemos”.

Paqui Bermejo, miembro de la junta de la archicofradía defendió el aumento de seguidores que, desde hace unos años, vive la Virgen: “Estamos achuchando para que Nuestra Señora del Rosario se ponga a la altura del Cristo, y la verdad es que la gente está respondiendo bastante bien. Con las dos imágenes en la medalla, la Virgen tomará aún más auge”.

Por su parte, el alcalde, Francisco Miralles, hizo referencia a la devoción de la que se impregnan estas fiestas: “Todo gira en torno a algo y en este caso, como muchas de las fiestas de la comarca, gira en torno a nuestros patronos, el Santísimo Cristo de la Veracruz y Nuestra Señora del Rosario, por lo tanto tiene que existir ese motor, en este caso con tinte religioso, para a partir de esto desarrollar muchísimas actividades”.

Una devoción hacia el Cristo de la Veracruz con 600 años de historia
idcon=12936401;order=29

La Real Archicofradía del Santísimo Cristo de la Veracruz y Nuestra Señora del Rosario cumple, en 2019, 600 años desde su fundación. Muchas personas no conocen la antigüedad de esta tradición, y es que en el año 1411 se trae la primera imagen del Cristo a Villacarrillo y en el 1419 se firman los primeros estatutos, que es cuando se conforma oficialmente la cofradía.

El párroco del municipio, Andrés Najera, detalló a Diario JAÉN un poco más sobre la historia de esta devoción durante la presentación de las medallas. “Villacarrillo no se puede entender sin la devoción al Cristo de la Veracruz. La historia del pueblo como tal se va gestando al hilo de la devoción hacia el Cristo. Para la gente de Villacarrillo, el Cristo de la Veracruz es muy importante y no solo se ve cuando los feligreses van a vistarlo en su capilla, sino que las dos veces al año que sale, en septiembre y en mayo, se nota como la gente se acerca y va detrás de él, cómo hacen sus promesas y ofrendas”.

Además, el párroco matizó la importancia de estas medallas que Diario JAÉN otorga a todos los municipios de la provincia: “Hay una cosa muy curiosa, esta devoción de la Veracruz, es una vocación que está por todas partes, pero en cada pueblo el Cristo de la Veracruz tiene una connotación. Es cierto que por aquí, en los pueblos que estuvieron unidos al “Adelantao” de Cazorla, el Cristo de la Veracruz es un Jesús crucificado, pero si por ejemplo te vas a otros pueblos la imagen es un Cristo con la cruz a cuestas y con su Cirineo. Por eso creo que es una iniciativa preciosa para que la gente conozca cuales son las devociones de la provincia, pero también para que vean las distintas peculiaridades, algo muy interesante y muy bonito”.