Actualizado
sábado, 18 noviembre 2017
11:09
h
URGENTE

El monumento al Cristo de la Vera-Cruz recibe al visitante

Instalación de una estructura en honor del patrón en el acceso por La Loma
  • ESTRENO. Acto de inauguración de la escultura inspirada en el patrón de Villacarrillo.
    ESTRENO. Acto de inauguración de la escultura inspirada en el patrón de Villacarrillo.

El Cristo de la Vera-Cruz es el protagonista, estos días, en la ciudad. Se celebran unas fiestas muy especiales en torno a la imagen. Comenzaron los actos durante la pasada semana. El sábado se realizó la exposición de la talla del patrón en la iglesia de la Asunción, parroquia en cuyo camarín se venera. A la primera jornada le suceden tardes de triduos y, además, una de las citas más emotivas de este año, la inauguración de un monumento en homenaje a la Vera-Cruz. Se trata de una composición en piedra natural, elaborada por el artesano cantero local Francisco Pérez Ruiz. Su experiencia y excelente trabajo quedan reflejados en una obra de arte que se colocó justo a la entrada a Villacarrillo desde La Loma. Se supone que unos de los lugares donde hace ya más de seiscientos años, los vecinos de entonces, esperaron la llegada del que ahora es el patrón y, por tanto, fue el comienzo de la historia de veneración a la Vera Cruz. La escultura mide en torno a los tres metros de alto. Hay un pedestal y una columna y, sobre esta, la reproducción del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, que ahora da la bienvenida a los que llegan a Villacarrillo. Muestra una placa que recuerda la efeméride y evoca a aquellos que la vivieron hace varios siglos.

Su emplazamiento está en la vía pública, justo la prolongación de unos jardines. Se trata de una cesión del Ayuntamiento a la Real Archicofradía del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz y Nuestra Señora del Rosario, justo enfrente del acceso al polígono agrícola.

Para hoy se prevé el rezo del rosario, que se prolongará todo el mes. Mañana se realizará el tradicional repique de campanas a mediodía, como víspera al día de la Cruz. Tras el triduo, se celebrará una misa con los niños de las dos parroquias. Habrá una ofrenda floral para vestir el trono con el que se realizará la procesión, que saldrá el miércoles, a las siete de la tarde, desde la Asunción.

Previamente, por la mañana, se hará una fiesta religiosa con la imposición de las medallas bendecidas y entrega de los estatutos a cofrades. Al acabar la misa se distribuirá el pan Bendito del Cristo. La procesión discurrirá por las calles Don Ambrosio, San Fernando, Carmen, Antón Pérez, Ángel, Cervantes, Santa Isabel, Cardenal Benavides, Ministro Benavides, Pasaje Cristo de la Salud, Plaza de la Constitución, La Feria y Vandelvira, hasta entrar por la puerta Umbría. Al día siguiente se repartirán las flores entre enfermos.