Actualizado
lunes, 15 octubre 2018
10:53
h
URGENTE

Una comisión trabajará el problema de la despoblación

El Ayuntamiento organiza un foro para debatir sobre el descenso demográfico
Ver comentarios
|
26/03/2018
  • COMPARECENCIA. Los alcaldes Raquel Clemente, Francisco Miralles y Juan Diego Requena.
    COMPARECENCIA. Los alcaldes Raquel Clemente, Francisco Miralles y Juan Diego Requena.

El descenso de la población es un problema muy importante que preocupa a la mayor parte de España. Es algo que se intenta solucionar desde diferentes ámbitos, y en Villacarrillo el Ayuntamiento organizó un foro para tratar y debatir sobre este asunto. Dos alcaldes e integrantes de la comisión de despoblación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) fueron los protagonistas en las ponencias. En concreto, fueron el máximo representante de Santisteban del Puerto, Juan Diego Requena, y la alcalde del municipio turolense de Celadas, Raquel Clemente, quien además es senadora y adscrita a la comisión especial sobre la evolución demográfica que se vive en España.

En sus respectivas aportaciones expusieron la realidad del ámbito rural: el como la falta de natalidad hace que, en muchos territorios, se produzcan más fallecimientos y la población sea más envejecida. La provincia de Jaén es una de ellas. Quedó claro en estas primeras jornadas denominadas “Despoblación y Mundo Rural, la despoblación en Jaén, retos del mundo rural”. Clemente comparó nuestro país con una rosquilla, porque “si se observa desde el cielo España de noche, las luces dejan claro de qué forma se concentra la población en las costas y el centro bajo la órbita de la capital”. Aseguró que en lugares como Villacarrillo se “está a tiempo de romper la tendencia”, sabiendo vender lo que en el mundo rural “se tiene, que es calidad de vida”. Por ello, abogó por mejorar las comunicaciones, tanto en carreteras, como en acceso a nuevas tecnologías e implantar la fibra en cualquier lugar, que pueda ayudar a los emprendedores a desarrollar sus negocios. Puso el ejemplo de un hombre que en un pueblo, de apenas 800 habitantes, ha logrado llegar a vender cuchillos a todo el mundo facturando más de dos millones de euros al año.

La tendencia fue la de ruralizar las capitales y llevar las ciudades a los pueblos, cuando “lo bueno está en el entorno rural, al que hay que dotarlo de servicios adecuados”. Se trata de atraer habitantes a las zonas que pierden. Desde el Foro Villacarrillo Debate, se lanzó al Ayuntamiento la propuesta de crear un grupo de trabajo donde estén representados todos los grupos políticos, asociaciones, vecinos interesados, empresarios y todos aquellos agentes sociales que puedan aportar su trabajo para buscar soluciones al problema que hace que el censo baje ya de los once mil habitantes, casi la mitad que hace unos sesenta años.